Instituto Español de Oceanografía, Premio Verde 2011 a la Entidad Científica

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) es un organismo público de investigación (OPI) de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad, que tiene como cometido la investigación científica y tecnológica en oceanografía y ciencias del mar, abarcando desde la investigación básica hasta el apoyo tecnológico. Además, el IEO tiene entre sus fines el asesoramiento científico y tecnológico a las administraciones en asuntos oceanográficos y en materia de gestión y protección de los recursos y el ecosistema marino, y representa a España desde el punto de vista científico en la mayoría de los organismos internacionales relacionados con la oceanografía y la pesca.

El IEO es un organismo autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propios, que cuenta con un presupuesto anual de 58.421.340 €. En él trabajan más de 700 personas, de las cuales un 83% es personal investigador. Tiene nueve centros oceanográficos costeros, cinco plantas de experimentación de cultivos marinos, doce estaciones mareográficas, una estación receptora de imágenes de satélites y una flota compuesta por siete buques oceanográficos, entre los que destacan el Cornide de Saavedra y el Ramón Margalef.

 

Competencias

Según la Ley de Pesca Marítima de 2001, el IEO es el organismo investigador y asesor en la política sectorial pesquera del Gobierno, y según la reciente Ley de Protección del Medio Marino (Diciembre 2010), es el organismo encargado de la evaluación, la definición del buen estado ambiental y la definición de objetivos y programas de seguimiento, además de ser considerado como organismo de referencia para la declaración de un espacio como Área Marina Protegida, así como para la evaluación y seguimiento de áreas marinas de interés para la conservación de especies y hábitats marinos protegidos o amenazados.

 

Historia

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) es pionero en España, y uno de los primeros del mundo, en la investigación dirigida al mar y sus recursos. Aunque con el actual nombre fue fundado en 1914, existe un amplio consenso en considerar como punto de partida del IEO el Laboratorio Biológico Marino de Baleares, creado por el profesor Odón de Buen en Palma de Mallorca en 1906. Aunque existe un precedente más antiguo, la Estación Marítima de Zoología y Botánica Experimental de Santander (creada en 1886 y vinculada a la Universidad de Valladolid), fue Odón de Buen y su Laboratorio Biológico Marino de Baleares, al que poco después se sumó el que fundó en Málaga (1913), los que impulsaron y pusieron las bases de la actual institución. Así, según su Real Decreto fundacional (RD de 17 de abril de 1914) se dispuso que el IEO «tendrá por objeto el estudio de las condiciones físicas, químicas y biológicas de los mares que bañan nuestro territorio con sus aplicaciones a los problemas de la pesca, y servirá de base para la organización de este Instituto, el Laboratorio biológico-marino de Baleares y las Estaciones biológico-marinas de Santander y Málaga, ampliando la red de laboratorios costeros con otros dos más, que se establecerán en Vigo y en Canarias».

Solgar Recomienda… Omnium: Multinutriente de amplio espectro

FÓRMULA AVANZADA DE FITONUTRIENTES RICA EN MULTIVITAMINAS Y MINERALES

El último avance en complejos multinutrientes es aportar además de un balance de vitaminas y minerales básicos e imprescindibles, un número importante de elementos fitoquímicos extraídos de la naturaleza.

Contiene antioxidantes, tales como Coenzima Q10, Ácido Alfa Lipoico, Proantocianidinas y Polifenoles. Ofrece una sustancial mezcla de fitonutrientes que incluye carotenoides, isoflavonas y flavonoides. Aporta Fosfatidilserina Complex, NAC, y extracto de Broccoli cruciferous.

Elaborado con minerales quelados por el exclusivo proceso Albion para su máxima absorción. Sin azúcares ni sal. Sin gluten. No contiene almidón, levadura, trigo ni derivados lácteos y está formulado sin conservantes ni potenciadores del sabor artificiales.

ES APTO PARA VEGANOS

Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta equilibrada, variada y un estilo de vida saludable.

 

Visita Suplementos Solgar

Gran éxito en la apertura de Herbolario Navarro en Castellón

 

Con el objetivo de acercar a más ciudadanos las herramientas necesarias para disfrutar de una salud en plena forma, Herbolario Navarro ha abierto un nuevo establecimiento en la ciudad de Castellón, que ha recibido una calurosa acogida por parte de sus habitantes. Esta red de ecotiendas continúa así su expansión como respuesta a una creciente demanda social de productos naturales que mejoren la calidad de vida de las personas y la salud del Medio Ambiente.

Con más de 200 años de experiencia, Herbolario Navarro se ha convertido en un referente para las personas que desean disfrutar de una buena salud de forma natural, puesto que está al servicio de los valencianos desde 1771. Un concepto de ecotienda, que ahora se traslada a la ciudad de Castellón, donde ha recibido una  satisfactoria acogida por parte de sus ciudadanos.

Herbolario Navarro Castellón, situado en la Pza. del Real 1, en el edificio del antiguo Cine Saboya, destaca por la amplia gama de productos que ofrece para contribuir a  tu bienestar: alimentación ecológica, dietética y plantas medicinales, cosmética natural, alimentación sin gluten, macrobiótica, tés, libros,…y un largo etcétera de posibilidades.

Con la apertura de este establecimiento en la ciudad de Castellón, Herbolario Navarro continúa su expansión por el territorio español, acercando a cada vez más ciudadanos los grandes tesoros que la naturaleza pone a nuestra disposición.  En la actualidad esta red de ecotiendas se compone de siete establecimientos en Valencia, Torrent, Alzira y Palma de Mallorca, a los que recientemente se ha incorporado la tienda del centro de Castellón.

La  amplia experiencia y buen hacer de esta empresa bicentenaria le ha concedido la consideración de Mejor Comercio de España según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Por lo tanto se trata de una consolidada red de ecotiendas, siempre al servicio de la Salud Natural de los ciudadanos, que ahora pone al alcance de los habitantes de Castellón todos los instrumentos necesarios para gozar de una vida en plenitud.

 

El sabor salado y su relación con los órganos de agua (Riñones, suprarrenales, órganos urogenitales, huesos)

  El sabor salado representa el elemento agua, es un sabor (yang) contractivo, que ayuda a incrementar el ki si se usa de forma comedida.

La sal marina no refinada, como mayor exponente del sabor salado, ha sido fuente de salud y vida desde los orígenes mismos del ser. Es tan importante que en la Antigüedad la retribución que se recibía por el trabajo prestado se hacía en sal, de ahí deviene la palabra “salario”. Así mismo, el miso, shoyu y tamari orgánicos, no pasteurizados constituyen una forma de sal beneficiosa para el organismo.

Pero estos elementos nobles pueden convertirse en un veneno cotidiano si su origen es refinado, quimicalizado, o aditivizado. Por ejemplo, sal de mesa común refinada en su 99.99% compuesta de cloruro de sodio, y el resto agregado de yodo y destroxa, este último una forma de azúcar. O bien miso, shoyu y tamari, elaborados a partir de soja transgénica y de sal refinada, aditivizado con el terrible potenciador de sabor glutamato monosódico.

La sal marina es la consecuencia de la simple evaporación del agua de mar que deja un residuo sólido compuesto por 84 elementos estables, donde por supuesto el cloro y el sodio son los principales elementos cuantitativos, representando casi el 90% de su composición, pero la importancia cualitativa de ese 10% restante, es verdaderamente extraordinaria.

Si partimos de la premisa de que la vida en el planeta surgió del lecho marino, es obvio que haya una semejanza intrínseca, cualitativa y funcional con aquella (sopa madre). Todas las formas de vida del planeta (plantas, animales, humanos), llevamos incorporada dicha solución en nuestros fluidos internos (savia, líquidos intracelulares, plasma sanguíneo). De esto eran conscientes nuestros antepasados gracias a su intuitiva visión holística y analógica; pero nuestro reduccionista modernismo industrial es incapaz de considerar esta perspectiva. Concretamente con la sal se comenzó por pensar en término “suciedad”, había que lavarla y purificarla para presentarla como un producto limpio e higiénico.

Por supuesto que en esta retrospección encontramos el origen en el momento de la industrialización, pero lo curioso es que lo que animó a la industria a desarrollar complejos y costoso procedimientos de purificación de la sal no fueron para los fines alimentarios, sino el gran valor industrial del componente básico de la sal, el cloruro sódico. Este es un reactivo perfecto y económico utilizado para la producción de plásticos, aceites minerales, industria bélica y espacial, y claro también la industria alimentaria lo utiliza en su batería de aditivos, conservantes, como inhibidor de procesos de descomposición, por ejemplo: el yogourt contiene cloruro de sodio, no como saborizante, sino como conservante. El residuo de todo este proceso industrial es el que se conoce como sal común, que luego es yodada para uso comestible.

Con la sal hay una gran confusión, y es que se meten en el mismo saco la sal refinada con toda la información precedida en este artículo, y la sal marina no refinada. ¿Cuántas veces hemos escuchado decir que la sal es nociva par al salud?, y lo que sucede en realidad es que el umbral entre lo saludable y lo nocivo radica en el origen, la cantidad, la forma como se utilice y la constitución de quien la consuma.

Desde el punto de vista oriental, la sal es un elemento yang, que en pequeñas cantidades caliente y mueve la energia hacia la parte baja del cuerpo y hacia adentro. Contribuye a un buen drenaje de toxinas, permite que la energia ki o vital fluya elevando la vitalidad, mejorando la sexualidad, potenciando la erección, reconstituyendo huesos y pelo. Mentalmente crea un carácter más disciplinado con capacidad de materializar, mejora la concentración, invita al placer. El sabor salado estimula la digestión, realzando el sabor de los alimentos, iniciando el flujo de saliva y jugos estomacales.

Pero si se abusa de la sal se crea estancamiento del ki, que se manifiesta con endurecimiento y contracción de los vasos sanguíneos, empobrecimiento de huesos, canas prematuras, agarrotamiento, dolores en rodillas y riñones, calambres menstruales, molestias en ovarios, sequedad en la piel, sofocos y sequedad en las mucosas durante el climaterio. Para entender el efecto de secar, podemos recurrir a la figura analógica de un jamón seco que se consigue por la acción de la sal. El exceso de sal también puede contribuir a la dureza, tensión e inflexibilidad mental, impaciencia, temperamento corto, obstinación y tendencia al fanatismo. Un exceso de sal invita a relaciones sexuales cortas, viciadas, y a veces violentas.

El exceso de sal o el consumo de sal cruda desata los líquidos produciendo hipertensión, la sal se fija en las moléculas de agua haciendo más pesados los tejidos.

A un nivel emocional, los riñones filtran la sal y su exceso puede bloquear la energía renal y acentuar el sentimiento del miedo y timidez excesiva. El miedo se puede transformar en violencia y si se estimula demasiado puede producir temeridad, pero un uso moderado de la sal, shoyu, tamari o miso en cocción, contribuyen a un buen funcionamiento de los riñones, mejoran la digestión, el sistema cardiovascular, ayuda a mantener el sistema óseo flexible, nos hacen menos vulnerables al frío y dinámicos, mejoran la capacidad de concentración y materialización, estimula una sexualidad gratificante incrementando la libido, la fertilidad y el coraje.

Los usos terapéuticos del sabor salado son muchos, por ejemplo, para tratar un estreñimiento de tipo yin por falta de tono en los intestinos, para eliminar descargas en la piel como forúnculos, eccemas o acné. Es un remedio casi infalible para el dolor de garganta, haciendo gárgaras con agua tibia y sal. Es útil como enjuague bucal para combatir la piorrea y en general para combatir algunas infecciones.

Las fuentes del sabor salado por excelencia son a sal, claro está, las algas, el miso, shoyu, tamari, encurtidos, ciruelas de umeboshi y gomasio.

La sal adecuada para cocinar es la sal marina no refinada blanca. En esta latitud deberíamos usar, en concreto, sal atlántica blanca. La sal gris contiene muchos minerales, entre otros  el magnesio, y puede producir efectos extremos.

De cualquier modo no es adecuado consumir sal cruda (recientemente sanidad ha tomado la medida de retirar los habituales saleros de las mesas de los restaurantes), y utilizarla siempre cocinada, pero tampoco hay prescindir totalmente de la sal, pues es tan perjudicial para la salud el abuso como la carencia. Uno o dos pellizcos de sal serán suficientes para condimentar nuestros guisos. Los cristales de sal se deshacen en la cocción, remineralizando los alimentos, de manera que su sabor no anule el sabor de lo cocinado. Sólo en caso de salteados rápidos o en la confección de pickles o fermentos el uso de la sal cruda es aconsejable, pues la acción del tiempo hará de catalizador.

Tener sed constantemente, enorme apetito, apariencia seca, somnolencia, falta de energia, mandíbulas muy tensas, podrían ser síntomas que denoten un consumo excesivo de sal. Es preferible que los niños menores de siete años apenas tomen sal. Los adultos con orejas muy grandes, especialmente con lóbulos grandes, según la medicina oriental, reflejan una constitución fuerte y toleran un poco más de sal.

El mes de febrero es un mes de transición entre la transformación o movimiento agua y la transformación o movimiento árbol (aire). Es el momento en la naturaleza donde toda el agua está concentrada en las raíces y donde menos agua hay en el exterior, es por eso que en la luna nueva de febrero se aconseja cortar la madera. Como preparación al tiempo venidero de primavera y permitir que el agua fluya hacia arriba, es conveniente reducir paulatina y lentamente el consumo de sal, proteínas fuertes, alimentos muy concentrados, aceites, frutos secos y todos los elementos que nos han ayudado a conservar el calor en nuestro interior.

Despídete del dolor de forma natural sin molestias gastrointestinales

Habitualmente, cuando sentimos dolor en alguna parte de nuestro cuerpo, recurrimos a sustancias que nos lo calman en un periodo corto de tiempo pero que nos acaban provocando molestias gastrointestinales. A partir de ahora, puedes obtener el mismo efecto antiinflamatorio de este tipo de sustancias, como puede ser el ibuprofeno, pero evitando sus efectos secundarios, con Perluxan, sustancia totalmente natural que procede del lúpulo y es el principal ingrediente de Stodol.

La actividad antiinflamatoria de Stodol se debe a que se compone de perluxan, un ingrediente obtenido de los conos del lúpulo. Y es que esta sustancia se trata de alfa ácidos que han sido aislados y enriquecidos en un extracto que ha demostrado clínicamente gozar de una importante capacidad inhibidora de la inflamación.

Durante 9 horas, Stodol permite reducir la inflamación, y el dolor que ésta provoca, sin provocar la toxicidad gastrointestinal propia del ibuprofeno, debido a que no inhibe la ciclooxigensa 1 (COX-1), responsable de la toxicidad gastrointestinal, mientras que el ibuprofeno sí la inhibe provocando las molestias típicas de este medicamento. Por eso, este producto es una alternativa segura para aquellas personas con sensibilidad gástrica a los medicamentos, o que simplemente no quieran introducir en su organismo sustancias químicas pero quieran aliviar sus dolores e inflamaciones de forma efectiva.

Otra herramienta muy útil para ayudar a reducir la inflamación, es el  Colágeno Hidrolizado de tipo II, principal componente de Nodolter. Se trata de un ingrediente 100% natural de alta calidad que ayuda a reducir el desgaste articular y la destrucción de las estructuras óseas, gracias a su alta biodisponibilidad, garantizando una total absorción. El Colágeno es la principal proteína del tejido conectivo (principal tejido de los huesos, cartílagos, tendones y ligamentos), además de la proteína estructural más abundante en el organismo humano.

Nodolter también contiene una serie de minerales, como Óxido de Magnesio, Sulfato de Manganeso y Óxido de Silicio, que ayuda a la absorción de calcio, así como Aloe Vera, que en este caso trabaja como estimulante de la cicatrización del tejido conjuntivo y antiinflamatorio.

Por eso, recuerda que la naturaleza pone a tu disposición las herramientas necesarias para cuidar tu salud de forma natural, y olvídate del dolor!