Visit essay writing service papersmaster.com

Herbolario Navarro


Aprendiendo a comer

Consejos para una Alimentación Infantil Saludable y Nutritiva.

La alimentación del bebé durante el primer año de vida es uno de los temas que más dudas provoca en los padres. Seguir los consejos del pediatra y tener muy en cuenta aquello que el menor acepta con más facilidad a medida que van introdiciendo los alimentos, es fundamental para que el bebé se acostumbre sin traumas a los nuevos sabores y texturas. Evitar azúcares, sal y aditivos que enmascaren el sabor real de los alimentos es muy importante en esta época, por eso, si apuestas por productos ecológicos estarás propiciando una alimentación saludable y nutritiva que favorecerá la aceptación de los alimentos por parte del bebé.

1º Lactancia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses, ya que aporta al bebé todos los nutrientes que necesita para un buen crecimiento. Se trata del alimento más completo que el bebé puede recibir en esta etapa, ya que además de nutritivo, contribuye al desarrollo de su sistema inmunológico.

No obstante, si no optas por la lactancia materna sea por la causa que sea, tienes leches adaptadas ecológicas para tu bebé y con los nutrientes que el pequeño necesita hasta los 3 años de edad.

2º Cereales

A partir del 4º mes, podemos empezar a introducir los cereales, primero probaremos con los cereales sin gluten y vamos probando e introduciendo los distintos cereales de uno en uno, observando la aceptación por parte del bebé.

Primero añadiremos uno o dos cacitos en el biberón o en papilla. Lo puedes preparar con leche materna o  con las leches ecológicas de las que hemos hablado. Tenemos papilla de quinoa, de mijo, de arroz, de maiz, etc.

3º Fruta

A partir del 6º mes, cuando el bebé ya está preparado para mantenerse sentado, es el momento de empezar a introducir algún alimento más sólido, y empezaremos con la fruta. Nuestro consejo es que optes siempre por la fruta ecológica que está libre de residuos químicos que puedan afectar al sistema digestivo del bebé o producir algún tipo de rechazo. La manzana, la pera, la naranja y el plátano son las primeras frutas que debes introducir.

En esta etapa, puedes incorporar ya los cereales con gluten, como la espelta, que los puedes introducir en las papillas de fruta y preparar ricas y nutritivas meriendas.

4º Verduras

Y cuando el bebé se haya acostumbrado a estos sabores y texturas, podemos empezar a darle la papilla de verduras. Es recomendable introducir el calabacín, la patata, la zanahoria, el puerro o el apio, siempre de uno en uno y sin sal. Más adelante ya empezaremos a introducir las verduras de hoja verde. las papillas de verduras se las podemos preparar para cenar y pueden ir acompañadas de lactancia materna.

Cuando observamos que ya las tolera bien, podemos ir incorporando la carne blanca, como el pollo, el cordero o el pavo. Y como siempre, recuerda que será mucho mejor para tu bebé si optas por carne ecológica. Más adelante, ya puedes ir añadiendo carne roja, como la ternera. Y hacia los 7 meses ya puedes empezar a preparar papilla de verduras con pescado blanco, como la merluza o el lenguado. ¡Ya verás qué experiencia poder ir descubriendo qué es lo que más le gusta a tu bebé o qué le resulta más extraño o le causa rechazo al principio!

Cuando ya empieces a darle legumbres, puedes hacer puré de lenteja roja, ya que no tiene piel y resulta ideal porque va a digerir mucho mejor que el resto de las legumbres.

Lo mejor para el bebé, es preparar en casa las papillas, pero si un día vas a salir fuera o no puedes hacerla, tienes toda la gama de papillas preparadas ecológicas, sin aditivos y sin colorantes, como por ejemplo de frutas, verduras con pollo, guiso de garbanzos con verduras y pera.

5º De todo un poco.

Y a partir del año ya puede comer de todo. Puedes empezar a ponerle sal a las comidas, pero recuerda que ha de ser siempre sal marina no refinada ni tratada. También tienes la posibilidad de incluirle cereales con la leche en el desayuno, como los Maya Pops, y si quieres darle sabor a la leche puedes añadirle cacao en polvo. Lo ideal es darles una dieta equilibrada, con productos ecológicos, que aportan más vitaminas y nutrientes, y además son mucho más sabrosos. Sin duda, contribuir a que tu bebé adquiera hábitos saludables de alimentación desde tan pequeño, ayudará a que crezca sano, fuerte, y por supuesto, feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *