Herbolario Navarro


Frutos secos, el manjar que cuida de tu salud cardiovascular

Los frutos secos constituyen un elemento imprescindible en nuestra dieta ya que nos aportan nutrientes que contribuyen a nuestro bienestar. Estos alimentos son especialmente beneficiosos para la salud cardiovascular ya que son ricos en ácidos grasos insaturados y poliinsaturados, como el omega 3. Además, son productos que alegran tus platos y aportan un toque crujiente a tus recetas.

Crudos, tostados o fritos, los frutos secos son un alimento que se ha consumido desde antiguo por su gran valor nutritivo, así como por servir de aperitivo o tentempié. Su consumo habitual está recomendado para la prevención de las enfermedades cardiovasculares, siempre y cuando los tomemos crudos o tostados, ya que cuando se fríen su contenido calórico aumenta considerablemente y pasan a convertirse en alimentos poco sanos.

Por otro lado, los frutos secos son ricos en sustancias antioxidantes que protegen nuestro organismo frente a la acción de los radicales libres que provocan la oxidación celular. Su aporte de fibra también es significativo, ayudándonos a mantener un buen tránsito intestinal. De la misma forma que son una importante fuente de proteínas vegetales y minerales como magnesio, fósforo, potasio, calcio y hierro.

– Almendras: muy habituales en la dieta mediterránea, las almendras son ricas en calcio y ácidos grasos, pero sobre todo destacan por su aporte de fibra y magnesio.

–  Nueces: se trata de frutos secos ricos en ácido alfa-linoléico, un ácido graso de la serie omega 3, con reconocidas propiedades que benefician la salud cardiovascular.

– Avellanas: aportan gran cantidad de nutrientes como los ácidos grasos monoinsaturados del tipo ácido oleico. Además, este fruto seco destaca por su riqueza en calcio.

– Castañas: son ricas en fibra y carbohidratos, a diferencia del resto de frutos secos cuyo contenido en hidratos de carbono es muy reducido. Son muy bajas en calorías y ricas en potasio.

– Cacahuetes: es rico en nutrientes como el ácido fólico, siendo recomendado para mujeres embarazadas. También aporta importantes cantidades de vitamina E, por lo que es un alimento muy antioxidante.

– Pistachos: estos frutos secos destacan por su aporte de vitamina A, así como calcio y magnesio. También son ricos en ácidos grasos poliinsaturados y fibra.

– Piñones: destacan por su aporte de calcio y magnesio, ácidos grasos poliinsaturados y energía que lo hacen adecuado para deportistas y niños en etapas de crecimiento.

 

De forma que, incorpora frutos secos de buena calidad a tus recetas y llena tu mesa de creatividad cada día. Sorprenderás a tus invitados y contribuirás a su bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *