Herbolario Navarro


Te presentamos a las grasas saludables

Las grasas saludables son indispensables para que nuestro organismo funcione correctamente. Aportan energía, forman parte de la membrana celular, regulan la temperatura corporal y facilitan el transporte de las vitaminas liposolubles (A, D, K y E), entre otras muchas funciones indispensables para nuestra salud. ¿Las conoces?

Consúmelas a diario para el buen funcionamiento del organismo

Las grasas que se consideran buenas, son las que se encuentran sin procesar ni transformar, las llamadas grasas insaturadas, que ayudan a bajar los niveles de colesterol en sangre y resultan beneficiosas si se consumen en su justa medida. Por otro lado tenemos las grasas a evitar, que son aquellas que vienen codificadas en las etiquetas como saturadas y trans, y que encontramos en grandes cantidades principalmente en los alimentos precocinados y procesados. Por lo tanto debemos incluir en nuestra alimentación aquellas grasas esenciales que contienen proporciones saludables de ácidos grasos insaturados como el omega 3 y 6, principalmente. ¿Y en qué alimentos encontramos estas grasas buenas y saludables para nuestra correcta alimentación? Aquí te dejamos una muestra para que los conozcas al detalle.

NUECES

Contiene gran cantidad de omega 3, necesario para que el cuerpo pueda producir sus propios antiinflamatorios. Tienen propiedades para rebajar el colesterol y ofrecen múltiples beneficios vasculares a las personas con enfermedades del corazón. Además, tienen capacidad de fluidificar la sangre y contienen antioxidantes. Por su bajo contenido en hidratos de carbono resultan muy buenas para personas con diabetes. Al contener fósforo y vitaminas del grupo B ayudan a tratar la pérdida de memoria y al desarrollo físico y mental.

 

ALMENDRAS
Contienen muchos antioxidantes y vitaminas del grupo B. En general, todos los frutos secos son bajos en carbohidratos y a la vez altos en grasas saludables, proteínas y fibras. Esto los convierte en un alimento ideal para diabéticos. Pero las almendras destacan por su alto contenido de magnesio, involucrado en el control del azúcar en sangre, y que también puede ayudar a bajar la presión sanguínea.

CACAHUETE
Es rico en potasio y ayuda a una buena circulación, regula la presión arterial y es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión. Su alto contenido en zinc contribuye a la madurez en el desarrollo y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas. También ayuda a combatir la fatiga. Es rico en fósforo y ayuda a mantener nuestros huesos y dientes sanos, así como una piel equilibrada.

SEMILLAS DE CHÍA

Están repletas de vitaminas, minerales y ácidos grasos que ayudan a nuestro cuerpo a combatir las grasas. Son una fuente saludable de omega 3, por lo que proporcionan propiedades antiinflamatorias. Generan un aporte extra de energía y ayudan a mantener la hidratación del organismo. Además, gracias a la fibra, ayudan en el proceso digestivo y controlan el hambre porque producen sensación de saciedad.

 

SEMILLAS DE CÁÑAMO
Son una de las mejores fuentes de proteína vegetal. Su contenido en fibra contribuye a prevenir o mejorar el estreñimiento y ayuda a mantener el intestino grueso en buenas condiciones. Nos aporta ácidos grasos esenciales como el omega 3 y omega 6. Es fuente de magnesio, muy importante para los huesos y los dientes, para el sistema nervioso, el muscular y para la síntesis de proteína.

SEMILLAS DE LINO

Poseen un alto contenido en ácidos grasos omega 3 y omega 6, que ayudan a controlar los niveles de colesterol. Contienen enzimas digestivas, que ayudan a regular el tránsito intestinal, favorecen una buena digestión (un aspecto clave para poder absorber los nutrientes que nos aportan los alimentos) y para prevenir problemas intestinales. También ayudan a prevenir y a reducir el estreñimiento y contienen ciertas cantidades de vitaminas y minerales.

ACEITE DE COCO
Las grasas presentes en el aceite de coco pueden incrementar el gasto energético del organismo y pueden reducir el apetito. Puede mejorar el nivel de colesterol en sangre y reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. También se puede utilizar para proteger el cabello del deterioro e hidratar la piel.

ACEITE DE OLIVA

El aceite de oliva virgen extra reduce el nivel total de colesterol en sangre y específicamente, el del colesterol LDL, conocido como colesterol malo. Ayuda a mejorar la mineralización y calcificación de los huesos, al aumentar la absorción de calcio. Es una de las grasas que mejor se digieren y absorben.

AGUACATE

Esta fruta libre de colesterol y sodio contiene fibra soluble y ayuda a mantener saludable la flora intestinal. Contribuye a la absorción de determinados nutrientes y contiene incluso más potasio que los plátanos. Además, tiene propiedades antioxidantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *