Visit essay writing service papersmaster.com

Herbolario Navarro


La energía que necesitas

Incluye fibra, vitaminas, minerales y grasas saludables en tu alimentación.

Si intuyes que esta época del año se te va a hacer cuesta arriba por todo lo que conlleva, te aconsejamos que pongas un poco de tu parte para superarlo con energía positiva. ¿Y qué puedes hacer para conseguirlo? Empieza por revisar tu alimentación y reordenar un poco tus hábitos después de las vacaciones. No se trata de ponerte a dieta estricta, pero sí organizarte un poco para asegurarte que incluyes en tu alimentación todos los nutrientes necesarios. Porque son ellos, los que te aportarán la energía que necesitas para encontrarte bien y empezar Septiembre por todo lo alto.

Aunque aún nos quedan unos días para disfrutar de las terrazas a última hora de la tarde y de las salidas a la playa los fines de semana, también ha llegado el momento de revisar las pautas alimentarias de los últimos meses por si te has descuidado un poco.

No es cuestión de agobiarse. Es más, nuestra propuesta es que ni tan siquiera subas a la báscula. Tómate el mes de septiembre como un periodo de transición, empieza a introducir hábitos saludables y si quieres con la llegada del otoño, ya decides si quieres perder algo de peso o no. A lo mejor te sorprendes y con estos ligeros cambios que te vamos a proponer recuperas la energía, pierdes algo de volumen o incluso algún kilo, y no has de tomar la siempre difícil  decisión de ponerte o no a dieta.

Paso a paso.

Empieza por seguir consumiendo fruta ecológica de temporada. Todavía hace calor y es nuestra aliada para hidratarnos y para luchar contra los radicales libres. Por ejemplo, la granada y la uva son muy antioxidantes, contienen mucho hierro y son ideales para preparar zumos y batidos. Y si además las combinas a media mañana o media tarde con un puñado de frutos secos crudos, tendrás meriendas y almuerzos muy nutritivos y saludables.

Ya sean almendras, anacardos, pistachos… son ideales para obtener el tan importante omega 3, así como otras vitaminas como el ácido fólico, o minerales como el calcio. También puedes combinarlos con yogurt o incluso en las comidas principales, son ideales para incorporarlos en tus ensaladas y darles un toque crujiente y sabroso.

Otra opción para empezar el día con energía es probando el té matcha, una variedad muy energética para tomar por las mañanas y hacer frente a todo. Este té ayuda a reducir el estrés, a quemar la grasa y es muy antioxidante. Su sabor es bastante fuerte y puedes combinarlo con tu bebida vegetal preferida para ir acostumbrándote a su intensidad.

Pero si eres de los que desayuna cereales, nuestro consejo es que optes por los copos de avena por su alto contenido en fibra, que nos ayuda a regular el tránsito intestinal después del verano, gracias a su alto contenido en Vitamina B y proteína. Puedes prepararla caliente en forma de porridge, o si prefieres un desayuno fresquito, déjala a remojo por la noche con tu bebida vegetal y añádele frutas desecadas para disfrutar de un sabor más dulce, pero con un mayor contenido en fibra.

 

Y es que no queremos que olvides lo importante que es la fibra, así como las vitaminas y los minerales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Por ello es muy importante que incluyas en tus comidas cereales integrales. Solo los que conservan el grano entero y no han sufrido ningún proceso de refinado, conservan estos nutrientes. Se trata de hidratos de carbono de absorción lenta que tienen un bajo índice glucémico.

Puedes optar por el arroz o la pasta integral, el mijo o el trigo sarraceno, pero también puedes preparar sabrosas recetas con quinoa, un pseudocereal que contiene todos los aminoácidos esenciales y un gran equilibrio de proteínas, grasas y carbohidratos. Puedes preparar ensaladas frescas con la quinoa o si lo prefieres, un plato más templado combiándola con tus verduras favoritas.

+ VITAMINAS + MINERALES + GRASAS SALUDABLES

Levadura de Cerveza: fuente de vitamina B.

Lecitina de Soja: aporta cantidad de vitamina B, E y fósforo.

Germen de Trigo: muy antioxidante por su contenido en vitamina E.

Polen: ideal para recuperar fuerzas por su alto contenido en vitaminas, minerales y enzimas.

Semillas de Chía: ricas en omega 3, calcio y fibra.

Semillas de Sésamo: ricas en hierro y calcio.

Semillas de Calabaza: alto contenido en zinc.

Semillas de Girasol: ricas en omegas.

Semillas de Cáñamo: alto contenido en proteína, hierro y omega 3.

¿Te atreves con las Algas?

Son una gran fuente de fibra, minerales y proteína.

Hijiki: contiene 14 veces más calcio que la leche de vaca, proteínas y vitaminas A y B.

Arame: fuente de proteínas, grasas y vitaminas A, B1 y B2. Favorece la circulación sanguínea.

Wakame: limpia la sangre. Utilizada con la sopa de miso ayuda para recuperar energía. Es rica en calcio, fósforo, yodo y fibra.

Kombu: ayuda a eliminar el colesterol y combatir el estreñimiento.

Nori: fuente de vitaminas, proteínas, minerales y clorofila. Favorece la eliminación de colesterol y mejora la circulación.

Agar agar: no contiene grasa. Es rica em calcio y hierro. Muy buena para el estreñimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *