Visit essay writing service papersmaster.com

Herbolario Navarro


Las Legumbres también son para el verano

No vayas a pensar que con Legumbres sólo puedes elaborar platos calientes para reconfortarte en invierno.

Legumbres

A estas alturas ya sabrás que 2016 es el año internacional de las Legumbres. La ONU quiere que tomemos conciencia de la valía nutricional de estos alimentos y la importancia que tienen para nuestra salud. ¿Pero eres de los típicos que sólo las consumen en invierno? No te equivoques, es tanto lo que nos aportan, que si te lo propones, puedes elaborar fantásticos platos de verano que destacan por su frescura, sabor y valor nutricional. ¡No dejes de lado las legumbres y disfrútalas todo el año!

Legumbres

Las legumbres contienen gran cantidad de proteínas, además aportan hidratos de carbono, fibra, vitaminas del grupo B y minerales como magnesio, fósforo, potasio, hierro y calcio. Aunque las proteínas que contienen son de menor calidad que la proteína animal, si las combinas con cereales y verduras aportan proteínas de alto valor biológico. Con ellas se pueden preparar platos nutritivos, poco calóricos y muy sabrosos.

Tienen un índice glucémico pequeño. Su consumo apenas incide en el nivel de glucosa en sangre y como ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre más estables, son muy recomendables para la dieta de personas diabéticas.

Además de favorecer el tránsito intestinal proporcionan abundante energía, por eso son ideales en la alimentación de los niños, en la de personas que realizan ejercicio físico o incluso para aquellas que simplemente quieren mantenerse satisfechas, sin tener sensación de hambre al poco rato de haber comido.

Pero además de ser aconsejables para la obtención de energía física, hay que tener en cuenta que por su función de mantener estables los niveles de azúcar en sangre, también están indicadas para las personas que deben rendir intelectualmente, como los estudiantes, por su capacidad de alimentar al cerebro adecuadamente.

Nuestra recomendación Legumbres plato

Consume entre 2 y 4 raciones de legumbres a la semana. Si no comes carne, inclúyelas diariamente en tu dieta combinándolas con cereales y verduras.

Así se preparan

Remójalas la noche anterior. La proporción de agua y de legumbres debe ser de 3 partes de agua por 1 de legumbres. Cocinadas con el alga Kombu, conseguirás un plato más digestivo.

Ensaladas

Una vez cocinadas déjalas enfriar y combínalas con tus ingredientes favoritos: cereales como el arroz, el mijo o la quinoa, verduras de todo tipo cortadas en cuadraditos bien pequeños… hierbas frescas como el cilantro, cebollino o hierbabuena, o especias como el comino, curry o pimienta.

¡Y no te cortes! Añádele al aliño que más te guste y experimenta con vinagretas diferentes. Verás como las ensaladas dejarán de ser un plato repetitivo o aburrido.

Combina y elige

Lentejas: son muy ricas en fibra y hierro.

Garbanzos: muy ricos en zinc.

Alubias: ricas en proteína y fibra.

Soja: es la que más cantidad contiene de proteína y aminoácidos esenciales, también muy rica en calcio.

Guisantes: ricos en vitamina C, fibra soluble y minerales.

Botes Legumbres

CompraEco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *