Visit essay writing service papersmaster.com

Herbolario Navarro


Llavors d’Ací, conservando y recuperando variedades locales

La semilla es el inicio de todas las cosas. A partir de ellas, los agricultores han ido creando y seleccionando nuevos cultivos y han dado lugar a toda la gama de productos con los que nosotros, los consumidores, podemos llenar de colores y sabores los fogones de nuestras cocinas humeantes. Pero desgraciadamente el uso de estas semillas tradicionales se está perdiendo.

Actualmente se utilizan otro tipo de variedades muy diferentes a las que se cultivaban antiguamente. Son variedades homogéneas, donde prima la cantidad en lugar de la calidad, que se designan con nombres en idiomas que desconocemos y tan uniformes que se cultivan aquí igual que en otros lugares con climas y suelos totalmente diferentes. Esto ha llevado a que las variedades genuinas y características de cada territorio hayan prácticamente desaparecido.

Del seno de esta problemática es de donde surge Llavors d’ací, una asociación dedicada a la conservación y promoción de las variedades locales del Pais Valenciano. De entre las actividades que organiza esta asociación se encuentran los intercambios de semillas, espacios de intercambio no solo de semillas si no de conocimiento agrario y formas de cultivo. La idea primordial es que mediante estos intercambios los agricultores, tanto aficionados como profesionales, puedan volver a cultivar esas variedades de las que les hablaban sus abuelos, esos iconos de referencia del sabor y de la calidad que son tan difíciles de encontrar hoy en día.

Las semillas han viajado y han sido la moneda de cambio de los hortelanos de todo el mundo, de ahí se deriva toda la riqueza y la variedad de la que disponemos hoy en día y las debemos sentir como un patrimonio que nos han dejado nuestros antepasados y que hay que conservar. Cada día que pasa se pierden un sinfín de variedades que desaparecerán para siempre, por ello es tan importante que seamos conscientes de estas problemáticas y que hagamos un esfuerzo por revertirlas. Y la mejor forma para incidir sobre esto es recuperarlas, cultivarlas, reproducirlas y exigirlas en nuestros establecimientos habituales.

Pensemos que una semilla que permanece sin cultivar es una semilla adormecida y amenazada, pues no se conservan infinitamente, por lo que no hay mejor manera para tratarla que echarle agua y devolverla a la vida.

Para conseguir más información sobre las actividades que organiza Llavors d’ací, entrad en la página web www.llavorsdaci.org

 

Por Marta Ribó, Presidenta de Llavors d’ací

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *