Herbolario Navarro


Semillas, saludable placer para cada día

En panes, bollos y barritas, o acompañando ensaladas, cremas y postres, las semillas son alimentos muy apreciados por su versatilidad en la cocina y por ser ricas en propiedades nutricionales. Por eso, reemprende la rutina con un puñado de semillas cada día y comienza a disfrutar de este saludable placer.

Las semillas oleaginosas son alimentos esenciales complementarios, debido a que son altamente energéticos, sobre todo por su elevado contenido lipídico. No obstante, la composición especialmente monoinsaturada y poliinsaturada de esta grasa, junto a su riqueza en vitamina E, hacen que su consumo sea recomendable para una dieta sana y equilibrada. Presentan concentraciones destacables de animoácidos esenciales, minerales importantes para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo; y en algunos casos cantidades apreciables de fibra.
Además, las semillas se pueden consumir en múltiples preparaciones: crudos, tostados, fritos, en cremas, purés, etc. Una manera práctica de incorporarlas en la dieta es consumir panes elaborados con ellas, como pueden ser los panes de sésamo, de girasol, de lino etc. Agregarlas a las ensaladas, sopas, guisos, yogures, cremas, elaborar bebidas, aperitivos, dulces, etc. también es una buena opción.Sesamo


Sésamo: El sabor de esta semilla es muy suave por lo que la podemos incorporar a cualquier comida sin alterar su sabor. Además de calcio, aceites, proteínas y almidón, cuenta contiene sesamina y sesamol que le proporciona propiedades antioxidantes.

 

 

Calabaza: Contienen hasta un 35% de aceite; prótidos ricos en aminoácidos esenciales; y cucurbitacina, principio activo que presenta la propiedad de actúar en particular sobre la próstata, desinflamándola y frenando su hipertrofia; también actúa asimismo sobre la vejiga de la orina, desinflamándola y relajándola.

 

Lino dorado

 

Lino: Es refrescante y diurética y también actúa en casos de inflamaciones internas y como laxante, siendo de gran ayuda en los casos de estreñimiento.

 

 

Amapola: Otra semilla que podemos incorporar a nuestra alimentación, en panes o en preparaciones dulces. Contiene ácido linoléico, colaborando así en la no formación de tumores.

 

 

Pipas girasol

Girasol: Utilizándola en panes o simplemente tostadas añadidas a las ensaladas, estas semillas son especialmente ricas en antioxidantes fenólicos y vitamina E.

 

 

Chia: esta semilla ancestral es una excelente fuente de fibras y de ácidos grasos esenciales Omega-3, tan buscados en la dieta por sus efectos benéficos sobre el colesterol. Además, tiene alto contenido de antioxidantes, aporta buena cantidad de proteínas, y es rica en minerales y en vitaminas del complejo B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *