Herbolario Navarro


Tras las fiestas… recupérate con una dieta depurativa

Las dietas depurativas tienen como función primordial desintoxicar y depurar los  principales órganos del cuerpo, para así lograr un  funcionamiento optimo a través del equilibrio corporal que una dieta sana y equilibrada puede aportar. Ahora que vamos dejando a tras las fiestas navideñas es el momento ideal para recuperar el bienestar de nuestro organismo con una sencilla y deliciosa dieta depurativa.

Para llevar a cabo una depuración adecuada se debe consumir muchas frutas y verduras frescas, crudas o poco cocinadas, y buscar el máximo de color de los alimentos de temporada: el verde intenso de las espinacas; el rojo de los pimientos y los tomates; el morado de las remolachas y las coles; el naranja de la calabaza, las zanahorias. Se debe escoger también los sabores fuertes: ajo, cebolla o puerro, ya que contienen un cóctel de antiodixantes, minerales, antibióticos naturales y fitoquímicos protectores, imposible de imitar en forma de suplementos.

También es necesario, aumentar el consumo de fibra que se encuentran en las legumbres, el pan, el arroz, las pasta y los cereales integrales, para estimular los movimientos intestinales y eliminar los desechos. Tomar dos cucharadas de aceite de oliva de primera presión en frío al día y beber a lo largo del día siete vasos de agua.

 

Consejos para llevar a cabo una dieta depurativa:

 

Desayuno:

Un zumo de pomelo o una infusión de té verde es ideal, ya que está repleto de antioxidantes y estimula las defensas del organismo, acompañado de dos biscotes integrales con queso fresco y una pieza fruta.

Media Mañana:

Una infusión de hierbas como por ejemplo diente de león, manzanilla, menta, hierba luisa, genciana, achicoria, cardamomo, jengibre, romero o hinojo, ya que ayudan a eliminar toxinas, acompañada con un trozo de calabaza asada o dos galletas integrales.

Comida:

Un plato compuesto con cereal hervido (quínoa, trigo sarraceno, espelta, kamut, arroz, etc) o legumbres acompañado con verduras y un poco de tofu o seitan.

Merienda:

Un yogurt desnatado (o un postre vegetal) con una pieza de fruta.

Cena:

Menestra de verduras a la plancha con pescado o pechuga a la plancha.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *