Herbolario Navarro


¿Sabías que tu piel también necesita vitaminas? Descubre cuáles…

Una de las mejores formas de nutrir la piel correctamente es aportarle las vitaminas que necesita para lucir en todo su esplendor. Y cómo no, la naturaleza te las ofrece todas en cómodas y prácticas formas de aplicación gracias a los últimos avances de la cosmética y la medicina natural.

Vitaminas para la piel

Vitamina A: se trata de una de las vitaminas que más contribuye a mantener la piel sana y ayudar al bronceado, ya que favorece los pigmentos de la piel. El betacaroteno, precursor de la vitamina A, es por tanto el nutriente que debemos incorporar tanto en la dieta como desde el exterior para alcanzar este fin.

Este carotenoides lo podemos encontrar en alimentos como la calabaza, la zanahoria, el tomate, las algas o la alfalfa germinada. Por otra parte podemos aportar a la piel esta sustancia desde el exterior mediante los aceites vegetales extraídos de estos mismos alimentos y aplicándolos con suaves masajes para proporcionar luminosidad y suavidad al instante.

 

Vitamina C: muy necesaria para la salud de la piel ya que ayuda a activar sus defensas naturales y da resistencia, sobre todo durante el verano. Además, esta vitamina interviene en la síntesis del colágeno, proteína que otorga sostén y constituye el tejido cutáneo.

El kiwi, el perejil, las fresas y los frutos cítricos son excelentes fuentes de vitamina C, por lo que no deben faltar en la dieta durante todo el año. Las esencias de estos alimentos y plantas, mezclados con una base de crema o aceite vegetal, son ideales para aportar esta vitamina a la piel desde el exterior ya que favorecen la hidratación, favorecen la microcirculación y proporcionan un agradable bienestar.

 

Vitamina E: es el antioxidante por excelencia ya que protege y ayuda a mejorar la circulación sanguínea, factor determinante para la correcta salud de la piel.

Esta vitamina se encuentra fundamentalmente en el aceite de germen de trigo que se puede ingerir acompañando una buena ensalada o unas tostaditas y aplicado directamente en la piel, incluyendo la delicada zona del contorno de los ojos, así como el contorno de la boca y las zonas íntimas.

Recuerda que una buena alimentación, junto con el uso de cosméticos naturales de buena calidad, son la base para una buena salud. Empieza a cuidarte por dentro y por fuera y tu piel te lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *