Visit essay writing service papersmaster.com

Herbolario Navarro


Exfolia y regenera tu piel

TRAS LOS EXCESOS DE SOL, LA PIEL NECESITA CUIDADOS ESENCIALES

La exfoliación es importante para nuestra piel, pues elimina las células muertas y da a la tez mayor brillo y suavidad. Además permite que las cremas que se aplican después se absorban mucho mejor. A pesar de ello, al ser agresivo para la piel es recomendable hacerlo sólo una vez a la semana, en pieles muy grasas hasta dos, ya que con ello no desequilibramos el ritmo de producción de grasa de nuestra piel.

Limpieza piel

Los exfoliantes caseros más económicos y eficaces que podemos encontrar son el azúcar, la sal marina o bien la sal del Himalaya, preferiblemente de grano fino. Para aplicarte tu propio exfoliante, limpia tu piel, humedécela y aplica en tu mano una cucharada de alguno de estos productos. Frota un poco en las manos y luego pasa por el rostro y cuerpo con movimientos circulares y siempre hacia arriba, pero sin ejercer fuerza, para no irritar demasiado la piel. A cualquiera de estos agentes exfoliantes le podemos añadir una cucharada de miel, que es altamente hidratante, junto con unas gota de aceite de aguacate, que se trata de un aporte perfecto de vitaminas que darán luz a la piel.

Si tenemos la piel sensible podemos hacer un exfoliante suave con copos de avena finos. Los dejamos reposar 10 minutos en leche de almendras y una cucharadita de aceite de caléndula. Después masajeamos la piel con esta combinación, que además la podemos dejar durante un minuto a modo mascarilla.

REGENERAR LA PIEL

Aceite germen de trigo Junto con la exfoliación, los aceites regeneradores serán los grandes aliados para que nuestra piel se recupere de los efectos del sol. La mezcla de los aceites de germen de trigo, rosa mosqueta e hipérico es perfecta para ello: aporta vitaminas a la piel y acelera su proceso de regeneración, mejorando su aspecto.

Y si estamos ante una piel desvitalizada y muy deshidratada por el sol, la mejor opción es aplicar todas las noches manteca de karité, la forma más rápida y eficaz para hidratar la piel. Si preferimos una textura más ligera, recuerda que la manteca de karité debemos de calentarla con las manos, podemos utilizar la loción de propóleo que combina manteca, propóleo y aceites esenciales: una mezcla perfecta para mantener la piel hidratada durante todo el día, evitando la descamación y el picor propio que genera la deshidratación.

ACEITES REGENERADORES PARA DESPUÉS DEL SOL

GERMEN DE TRIGO: es la mejor opción para después del sol. Es prácticamente en su totalidad vitamina E, el antioxidante más potente, por lo que recupera la piel después de tomar el sol, incluso cuando se ha producido quemadura solar. Calma la piel y le aporta mucha elasticidad, perfecto para la piel deshidratada y sensible. RosaMosqueta
ROSA MOSQUETA: es uno de los regeneradores naturales más potentes. Hay que tener precaución porque es fotosensible, por lo que debemos aplicarlo sólo por la noche para evitar la formación de manchas. Es ideal para zonas irritadas por el sol.
HIPÉRICO: lo podemos utilizar para cuando hay una quemadura considerable, ya que calma el picor y el malestar, y además, regenera muy rápidamente la piel. Es fotosensible por lo que se utiliza sólo por la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *