Herbolario Navarro


Piel nutrida y elástica con aceite antiestrías

Mantener  una piel nutrida, elástica e hidratada es muy importante para todos: niños, adultos, hombres y mujeres. Tener una piel en condiciones óptimas, garantiza una correcta respuesta de ésta a cambios producidos por la edad, por inclemencias medioambientales, por dietas de adelgazamiento, y en mujeres, por los embarazos.

Te proponemos  que, para disfrutar de una piel nutrida y elástica, recurras a un aceite antiestrias formulado con una mezcla de aceite de almendras de 1ª presión en frío como base, ya que es un gran hidratante con mucho poder de penetración. Además este aceite incorpora un 5% de aceites esenciales seleccionados, de origen biológico.

La mezcla especialmente estudiada de los aceites esenciales utilizados para este producto, dotan al mismo de una singular propiedad regeneradora de gran efecto elástico que va a proteger a la piel de los posibles cambios que pueden tener lugar a lo largo del tiempo; engordar, adelgazar, un embarazo, desarrollo muscular debido al entrenamiento físico y deportivo… o el simple paso del tiempo.

Este aceite está elaborado con el aceite esencial de limón, que entre otras propiedades es anticelulítico, es decir que con un ligero masaje ayuda a deshacer los acúmulos de agua sub epidérmicos, facilitando la circulación periférica. Este aceite también es adelgazante, bactericida, antiséptico, activador de los glóbulos blancos en la defensa orgánica, antirreumático, antigotoso, antiartritico, calmante, antiácido gástrico, antiescíerotico (prevención de la senescencia), tónico venoso, reductor de la hiperviscosidad sanguínea (fluidificante sanguineo), hipotensor por recuperación del equilibrio biológico.

Otro de los principios activos que componen este valioso aceite, es el aceite esencial de geranio, que es un gran tónico, astringente, hemostático, antiséptico, además de muy regenerante.

Por último el aceite esencial de espliego, que además de ser un potente antimicrobiano y analgésico, es muy diurético  y a su vez estimulante de las funciones naturales de la piel, también actúa y previene de contagios puesto que es antialérgico, ayuda a la cicatrización y acelera el proceso de curación en caso de eczemas y dermatitis.

El uso continuado de productos naturales, aromaterapia y mezclas de aceites van a ayudar a nuestro organismo a corregir esos pequeños problemas que el día a día, el estrés, la mala alimentación, y en este caso los procesos de cambios originados por los hábitos de vida, provocan en nuestra piel.

La forma de uso es muy sencilla: con la piel bien limpia y seca, masajear la zona en cuestión durante unos minutos y repetir la operación si puede ser, dos veces al día. Es apto para cualquier edad, pero se recomienda no utilizarlo en caso de embarazo y/o lactancia, ya que como es sabido los aceites esenciales son muy puros y pueden afectar hormonalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *