Herbolario Navarro


Recibe la primavera con una piel bella a pesar del paso de los años

A partir de los 25 años aproximadamente nuestra piel empieza a cambiar. El proceso de regeneración  se torna mucho más lento y se debilita la capacidad de hidratación de manera progresiva, de forma que al llegar a los 30 años empezamos a necesitar cuidado específicos.

 

Aceite de Avellana

La belleza siempre ha sido muy importante para el ser humano y aunque siempre decimos que la belleza está en el interior, vivimos en una sociedad en la que el aspecto exterior es muy muy  importante… afortunadamente en la actualidad la cosmética ha sabido acercarnos gran variedad de compuestos naturales que nos aportan la sabiduría de la naturaleza para hacer menos evidente el paso de los años.

Uno de los productos que tenemos a nuestro alcance es el aceite de avellanas, un fruto otoñal típico de las regiones frías cuya principal característica es dotar a la piel de firmeza, ejerciendo un efecto reafirmante. Posee un alto contenido en vitamina A, gran antioxidante capaz de neutralizar los efectos negativos de los radicales libres. Este aceite también en rico en E, también poderoso antioxidante, así como aminoácidos esenciales, calcio, potasio y magnesio.

El aceite de avellanas se utiliza con frecuencias, mezclado con otro aceite como puede ser el de almendras dulces para hidratar y reafirmar pieles secas y envejecidas a nivel corporal. Mientras que para uso facial es conveniente utilizarlo durante el día mezclado con tu crema habitual, teniendo en cuenta que ésta debe ser lo más natural posible para que los beneficios de la avellana no se vean disminuidos.

Por la noche el aceite de avellanas lo podemos utilizar a modo de mascarilla facial aplicándolo sobre la piel limpia mediante suaves toquecitos. Pasados 30 minutos podemos retirar el aceite sobrante, lo que la piel no ha absorbido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *