Trucos de cuidado facial en verano

Trucos de cuidado facial en verano

Tres sencillos pasos para cuidar tu piel con cosmética natural

Las largas exposiciones al sol, el salitre de la playa y el cloro de la piscina, las constantes duchas… todos estos factores externos que llegan de la mano del verano influyen mucho en nuestra piel y pueden provocar distintas alteraciones si no aplicamos un cuidado facial.

Cuidar la piel en verano no consiste simplemente en intentar lucir un bonito bronceado. Además de protegerla del sol, es importante seguir con la rutina de cuidado facial, que cobra más protagonismo si queremos asegurarnos una piel saludable con un bronceado uniforme. En concreto, el rostro es una de las partes más afectadas en esta época del año.

Primero de todo, tenemos que evitar los protectores solares con filtros químicos que tan perjudiciales pueden ser para nuestra piel. En cambio, es importante que apostemos por cremas protectoras de cosmética natural con filtros físicos. Estos actúan como espejos, reflejando los rayos UV y evitando que penetren en la piel, provocando quemaduras y envejecimiento celular. Si quieres saber más sobre protección solar en verano, ¡click aquí!

También en verano, es imprescindible no dejar de lado nuestro cuidado facial, siguiendo los tres pasos clave: limpiar, tonificar e hidratar.

Limpiar: sin una buena limpieza diaria, nuestra piel acumula a lo largo del día restos de polución y residuos que tapan los poros y no la dejan respirar. Para solucionarlo, dos productos idóneos de cosmética natural son la espuma limpiadora y el agua micelar, que limpian en profundidad y retiran el exceso de grasa y la suciedad sin dañar la piel.

Cuidado facial masculino

Tonificar: una vez limpiada la piel, trataremos de mantenerla fresca y revitalizada con aguas florales y tónicos de cosmética natural, que ayudan a reducir los poros dilatados y previenen los brillos, calman la piel y equilibran el pH. En concreto, la de rosas es ideal para estimular la renovación celular, la de romero para pieles grasas, la de manzanilla es un gran antiséptico y la de lavanda para pieles con tendencia acnéica.

Hidratar: tonificar nuestra piel contribuye a la absorción de nuestra crema o aceite, algo fundamental para el cuidado facial diario. Las aguas florales son un gran conductor para que nuestra hidratante penetre en las capas más profundas de nuestra piel y conseguir así un efecto óptimo de cuidado facial.

¿Cómo hacer tu propia mascarilla facial casera? Es muy fácil prepararla en casa: 1 cucharada pequeña de Aloe Vera + 1 cucharada de Aceite de Argán + ½ cucharada de Arcilla Blanca y… ¡listo! Aplícala una vez a la semana en cara y escote con la piel limpia. Déjala actuar 10 minutos y retírala con abundante agua.

Y si te gusta potinguear, también puedes hacerte tu propio aftersun casero por si te pasas con el sol. Primero calma la piel con agua floral de manzanilla. Sus propiedades antiinflamatorias te ayudarán a reducir la sensación de quemazón, aportando un alivio inmediato. Seguidamente, mezcla una cucharada pequeña de gel de aloe vera y 1/2 cucharada de aceite de germen de trigo. El aloe vera te ayudará a calmar de forma inmediata las molestias causadas por el sol y el aceite de germen de trigo previene la tirantez de las quemaduras.

Tus imprescindibles de cosmética natural para el cuidado facial de este verano:

  • Agua micelar: con kiwi e hibisco, el primero con un potente poder limpiador y sebo regulador, mientras que el segundo aporta propiedades tonificantes e hidratantes. Limpia y tonifica dejando la tez suave y fresca.
  • Espuma limpiadora: enriquecida con gingko biloba, cúrcuma y pomelo, que limpia de manera suave sin eliminar el manto protector de la piel. Sus activos calman, limpian en profundidad y desinfectan.

  • Agua floral de rosas: previene la deshidratación y retrasa el envejecimiento, siendo un gran antiinflamatorio y estimulando la renovación celular.

  • Agua floral de manzanilla: perfecto calmante, sedante y cicatrizante para las quemaduras del sol, indicada para pieles sensibles.

  • Crema facial regeneradora de propolio: basada en una fórmula, no grasa que la hace ideal para estos meses de calor. Proporciona una gran cantidad de nutrientes, hidrata y reduce las arrugas gracias a activos como la rosa mosqueta y la manteca de karité.

  • Aceite de avellana: de fácil absorción gracias a sus ácidos grasos insaturados, mantiene la piel firme y elástica y es muy rico en vitaminas A y E.

Deja un comentario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Publicaciones relacionadas con la que acabas de leer

Ancianos saludables

Vida sénior saludable

Consejos de salud y bienestar para personas de la Tercera Edad A medida que se cumplen años se empiezan a tener determinadas molestias que pueden afectar a nuestra salud y bienestar. Se nos olvidan las cosas, nos duelen las rodillas

Leer Más >>
Árbol futuro sostenible

Futuro sostenible o nada

Un planeta, dos caminos: verde o gris. Tú eliges. No hay marcha atrás, la sostenibilidad es una realidad. Se ha impuesto como el único método para contrarrestar la emergencia climática. La transición a un modelo más sostenible y circular es

Leer Más >>

Suscríbete a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Ancianos saludables
Salud Natural

Vida sénior saludable

Consejos de salud y bienestar para personas de la Tercera Edad A medida que se cumplen años se empiezan a

Leer Más >>
Árbol futuro sostenible
Sostenibilidad

Futuro sostenible o nada

Un planeta, dos caminos: verde o gris. Tú eliges. No hay marcha atrás, la sostenibilidad es una realidad. Se ha

Leer Más >>