Visit essay writing service papersmaster.com

Herbolario Navarro


Stop al desperdicio de alimentos

Cada día conocemos nuevos datos sobre la gran cantidad de alimentos que desperdiciamos. Consumimos por encima de nuestras necesidades y la basura acaba recogiendo lo que desechamos. Las cifras son alarmantes y es momento de concienciarse sobre un problema que nos afecta globalmente.

Stop despedicio alimentosLos países desarrollados desperdicias prácticamente la misma cantidad de alimentos, 222 millones de toneladas, que la producción alimenticia de toda el África subsahariana, 230 millones de toneladas. Con datos tan significativos como estos no debemos cerrar los ojos a una realidad tan cruda y es urgente que seamos conscientes de los alimentos que desperdiciamos.

En un planeta en el que millones de personas mueren de hambre, resulta preocupante que allá tales niveles de desperdicio y está en nuestras manos tratar de reducir esta cifra.

Con motivo del día Mundial del Medio Ambiente, el pasado 5 de junio, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), lanzaba la campaña «Piensa, Aliméntate, Ahorra». Con esta campaña se pretende reducir los desechos y las grandes pérdidas de alimentos. Y es que desperdiciar comida no sólo es un problema de falta de conciencia solidaria, es un problema que provoca un problema medioambiental importante. El desperdicio de alimentos va unido al desperdicio de todos los recursos utilizados para producir dicho alimento. Por ejemplo, para producir una sola hamburguesa se necesitan 16.000 litros de agua y si esta hamburguesa acaba en la basura, el agua utilizada se va detrás.

Por todo ello os animamos y recomendamos consumir alimentos cuyo impacto ambiental sea menor. Las empresas alimentarias que inicien el cálculo de la huella de carbono en sus productos se comprometen a desarrollar programas de reducción de sus emisiones de CO2. Como consumidores debemos conocer y demandar esta información en los productos que consumimos, buscando el menor impacto mediambiental de lo que comemos.

Pero además, cambiar nuestros hábitos de consumo es fundamental, debemos tratar de cocinar sólo lo necesario y comprar todo aquello que sepamos que vamos a a consumir a corto plazo, ya que en ocasiones compramos compulsivamente alimentos que finalmente acaban caducados en la nevera.

Porque no hay mayor satisfacción que el conocimiento y el saber que en nosotros está la fuerza necesaria para hacer de este un mundo mejor y más sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *