Herbolario Navarro


Basura 2.0, la paradoja del progreso tecnológico

Una tele en cada habitación de la casa, un equipo de música en el salón, un home cinema para escuchar las pelis como si estuviéramos en el cine, un móvil para cada miembro de la familia, un ordenador de sobremesa y seguramente más de un portátil… son el ejemplo de la sociedad tecnológica en la que vivimos, pero ¿te has parado a pensar dónde van estos aparatos cuando se convierten en basura? A países en vías de desarrollo, donde están causando un verdadero problema medioambiental.

Asociaciones ecologistas y diversos activistas están denunciando que en países como Nigeria, India o Pakistán está empezando a producirse un verdadero desastre ecológico relacionado con la basura 2.0 procedente de EE.UU, Europa y Japón. Y es que según afirma la OMS, los teléfonos móviles y ordenadores portátiles contienen sustancias químicas peligrosas cuya eliminación puede tener graves consecuencias para la salud. Aparatos tecnológicos que en Occidente se renuevan con mucha rapidez ya que en unos meses se quedan obsoletos.

A estos vertederos llegan innumerables cantidades de toneladas de residuos electrónicos, y en ellos se manipulan sin ninguna medida de seguridad, ya que las leyes medioambientales en estos países no son estrictas, e incluso son inexistentes. Pueden verse flotando, en ríos y lagos, piezas de ordenadores y teléfonos móviles, así en pastos donde comparten espacio con el ganado. De forma que el progreso tecnológico del que disfrutamos en occidente está contaminando el agua, el suelo y el aire de zonas del Planeta que constituyen incluso importantes reservas marinas y medioambientales.

Y te estarás preguntando ¿Qué puedo hacer yo al respecto? En primer lugar no dejarte llevar por esta fiebre de la tecnología 2.0, ya que no es necesario cambiar de teléfono móvil cada 6 meses, de ordenador portátil cada año, y de plasma en el salón cada dos o tres. No hace falta que permanezcas al margen del avance que supone estar comunicado con todos tus amigos y familiares allá donde estés gracias a tu Smartphone, solamente que lo cuides y conserves todo el tiempo posible para no tener que renovarlo tan constantemente.

Otra actitud que puede contribuir al bienestar de todo el planeta es no quedarte impasible ante este tipo de hechos. Si llega a ti este tipo de informaciones, si viajas a uno de estos países y tienes ocasión de ver estas destructivas imágenes, denúncialo y ponte en contacto con asociaciones ecologistas que están trabajando en ello.

Preocúpate de que los instrumentos que te facilitan la vida no acaben con la de otros y disfruta de la sociedad 2.0 sin contribuir al desastre ecológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *