Herbolario Navarro


Biodiversidad, garantía del bienestar humano

A pesar de la poca protección que se le ofrece el valor de la biodiversidad es incalculable para el bienestar humano ya que de su riqueza y conservación depende nuestra propia salud. Y es que las personas, aunque parece que se nos ha borrado de la memoria, somos miembros de esa biodiversidad, como seres vivos que habitamos el planeta. Por lo tanto ¿Por qué no terminamos con la locura de destrozar nuestro propio hogar?

biodiversidad

La biodiversidad hace referencia a todos los seres vivos que habitan en la Tierra, los cuales actúan recíprocamente entre sí e influyen en el agua, el aire y el suelo que les rodean. Por eso, la protección y superviviencia de cada elemento que conforma un ecosistema es imprescindible para el buen funcionamiento del mismo y para el bienestar de todos sus miembros, incluidos los humanos.

Paradójicamente, las personas somos los seres vivos que menos protegemos la biodiversidad, pues con la excusa de la superioridad de la especie humana estamos escribiendo una historia en la que la destrucción de bosques, la así como la contaminación de aguas, suelos y el aire son los grandes protagonistas. Comportamiento que provoca grandes desequilibrios naturales con graves consecuencias en el resto de seres vivos, lo que repercute directamente en nuestra propia salud.

La falta de respeto por nuestro entorno es más acusado en Europa, ya que, según WWF, en este continente no se han parado de reducir las inversiones en biodiversidad en la última década. Dentro de los países miembros, España no es una gran defensora de la biodiversidad, sino más bien todo lo contrario. Grupos ecologistas denuncian que la agricultura intensiva, la pesca incontrolada y las malas prácticas forestales, perjudican seriamente la biodiversidad de la península ibérica.

Para más inri, no nos conformamos sólo con destruir la biodiversidad de nuestros ecosistemas sino que tampoco nos preocupamos demasiado por protegerlos, puesto que sólo el 1% de los hábitats amenazados y el 12% de las especies están conservados. Y todo ello, a pesar de los últimos esfuerzos por parte de autoridades y organizaciones ecologistas.

De forma que, aunemos esfuerzos en favor de la biodiversidad para proteger la salud del planeta y la nuestra propia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *