Herbolario Navarro


Los olivos milenarios, monumentos vivos del norte de Castellón. No sabemos la suerte que tenemos!!!

Bueno la Fundación  Jose Navarro, si  lo sabe y lo demostró dándole un reconocimiento a la cooperativa Clot d’ en Simo por los muchos años trabajando en la conservación de este patrimonio.

El viernes 14 de noviembre del  2003 a la una de la madrugada salieron las primeras gotas  del primer aceite de olivos milenarios. Todo un reto, no por la cantidad, sino por ser capaces de  producir y comercial un producto que   daría a conocer  los olivos milenarios, monumentos vivos  de las comarcas del norte de Castellón.

Como todo en la vida, por suerte, en estas comarcas nos juntamos un grupo de agricultores que nos gusta lo que hacemos, aunque sea duro y  siempre dependamos de la climatología.

Con el boom de la construcción, empezamos a ver camiones cargados con olivos monumentales para   jardines, plazas,… Esto nos hizo reflexionar,  era nuestro patrimonio el que estaba en esos camiones, bueno mejor dicho, era el patrimonio de nuestros nietos el que se iba hacia otros lugares.

Decidimos impulsar una serie de actuaciones para concienciar a la sociedad y lo conseguimos en parte, el gobierno valenciano legislo para que esto no  volviera  a pasar.

Pero  ahora queda lo más difícil que es seguir manteniendo este olivar productivo, para ello es imprescindible tener un consumidor implicado con su  entorno.

Estamos hablando de más de 5000 olivos monumentales  en Castellón

Nos gustaría  que los lectores  de esta publicación pudiesen ver, en estas líneas lo que nosotros sentimos  cuando  trabajamos estos olivos.

Con este calor al campo hay que ir a trabajar por la mañana bien temprano, es una hora estupenda para apreciar los olores, los sonidos, la serenidad que trasmite. Coger un camino vecinal observando a derecha e izquierda olivares  entre paredes de piedra seca para contener la erosión y aprovechar el agua.

Los olivos monumentales llegan a tener de perímetro entre 3.5m y 10m toda una inmensidad. Algunos tienen grandes copas, otros según el terreno resisten como pueden. Las raíces sobresalen de la tierra formando peanas inmensas que han ido incorporando a su estructura piedras u otros objetos.

Algo que te sorprende es como la vida pude tener tanta fuerza, superando adversidades año trás  año, una gran lección para los tiempos que corren y como tanta belleza  no sea valorada como un bien a conservar.

Nosotros sí estamos por la labor y queremos compartir con todos ustedes este patrimonio, nuestro aceite, sin actividad no se puede conservar y  nuestros olivos milenarios vivos.

Si quieren pasear entre ellos,  hay señalizadas  por la cooperativa Clot d’en Simó unas rutas en varios pueblos de la comarca, Salzadella, Sant Mateu, Xert, Canet, Cervera, San Jordi., pueden informarse  también  en la Unió de LLauradors o en Intercoop y como no en las tiendas  Navarro.

Espero que disfruten y podamos conservar entre todos los olivos monumentales.

 

Ramón Mampel

Presidente de la Cooperativa Clot d’en Simó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *