Herbolario Navarro


Vegetación urbana, regalo para tus sentidos y baluarte de la calidad ambiental en tu ciudad

¿Quién no disfruta de un paseo por un jardín de su ciudad? ¿A quién no le gusta ver a sus hijos jugar en un parque al abrigo de los árboles? Las plantas y árboles que forman parte de los espacios verdes de nuestras ciudades nos alegra la vista y calman nuestro espíritu, pero además cumplen un papel que va más allá de la mera cuestión ornamental. La vegetación en las ciudades tiene la capacidad purificar el aire que respiramos, regular la temperatura y humedad, reducir el polvo, e incluso actuar como filtro acústico.

Pasear por las zonas ajardinadas de nuestros lugares de residencia es para la mayoría una forma de ocio, pero lo que hasta ahora quizás no te habías parado a pensar es que esta vegetación cumple una función que mucho más amplia que simplemente hacer más bonita y acogedora nuestra ciudad.

Los árboles y plantas que se encuentran en las zonas verdes de áreas urbanas tienen como principal misión ayudarnos a contrarrestar la contaminación que provoca la propia actividad de la ciudad. De esta forma, y gracias al proceso de fotosíntesis propia de todos los vegetales, son capaces de absorber el CO2 a la vez que producen oxígeno, limpiado así el aire de la contaminación provocada por vehículos, industrias, etc.

Por otra parte, la vegetación existente en los núcleos urbanos es capaz de regular la humedad y la temperatura, gracias sobre todo a la sombra que proporcionan y al proceso de transpiración de sus hojas. A la vez que los árboles pueden actuar como barreras de protección frente al viento y ayudar a estabilizar los flujos del aire.

Otra función interesante de la vegetación es la de retener las partículas de polvo. Se han realizado estudios que incluso señalan que una calle con árboles tiene cuatro veces menos polvo que una calle no arbolada, lo que es beneficioso para la salud de las personas ya que evita que el polvo se encuentre en suspensión y por lo tanto lo respiren los ciudadanos.

Por todas estas razones y por el placer que produce pasear por una ciudad con frondosas zonas verdes, cuida cada día la vegetación de tu ciudad y reivindica su mantenimiento y conservación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *