Herbolario Navarro


Vitoria- Gasteiz, Premio Verde 2011 a la Organización No Gubernamental

European Green Capital es el mayor reconocimiento ambiental que puede obtener una ciudad europea, es un Nobel de Medio Ambiente, que nos acredita por la gestión coherente del medio natural para el futuro. Por tanto es motivo de orgullo para todos los vitorianos y alaveses, al tiempo que una alta responsabilidad ya que va a poner a prueba la fortaleza del compromiso ambiental de Vitoria-Gasteiz.

Fruto del elevado grado de consenso y de una gestión coherente, especialmente desde la creación del Centro de Estudios Ambientales (CEA) en 1995 y la aprobación unánime de la Agenda 21 en 1998, muchas ideas y proyectos han avanzado en nuestra ciudad en materia de gestión de residuos, planificación hidráulica, salud ambiental, gestión de la contaminación atmosférica, movilidad o gestión sostenible del espacio público. Además de la planificación y la gestión de las relaciones campo-ciudad, simbolizadas por el reconocido Anillo Verde.

Todas las actuaciones han ido implementándose por un plan definido que ha conseguido que, por ejemplo, este icono de referencia internacional sea más que un sistema ecológico, con un funcionamiento íntegramente natural, que respeta fielmente los ciclos biológicos y la continuidad espacial, que a su vez garantiza la conectividad entre los ecosistemas.

Dentro del programa que estructura este año verde, además de diez proyectos estratégicos pensados para cambiar la faz de la ciudad en clave sostenible y ser referente nacional e internacional, hay planeados 20 planes que incluyen la participación ciudadana, ya que la filosofía de Vitoria-Gasteiz es conseguir que los propios ciudadanos sean los embajadores de los criterios “green”. Algunos de estos planes están basados en colaboración ciudadana en materia sostenible, recorridos por empresas que implementan criterios sostenibles, intercambio europeo de estudiantes o asociaciones de comercios… una unidad ciudadana para que se traslade esta filosofía  de sostenibilidad de primera mano a sus visitantes, y así se difunda la imagen de Vitoria-Gasteiz, tanto en el interior como en el exterior, con un mismo criterio que fortalezca su red de contacto económica e internacional.

Las decisiones tomadas en los últimos 20 años marcan el camino a seguir para el beneficio de la salud física y mental, para nuestra calidad de vida en general y por su incidencia positiva en la actividad económica de nuestro territorio. Por lo que más allá de 2012, la planificación de la ciudad en materia medioambiental debe seguir la misma determinación a nivel institucional y así conseguir la misma implicación y reconocimiento ciudadano.

En este contexto de crisis económica y social, el debate sobre el futuro de Vitoria-Gasteiz debe respetar el ecosistema natural, consiguiendo un equilibrio entre biocapacidad y huella ecológica, para así lograr un nuevo modelo de relación ciudad-territorio. De esta forma podremos desarrollar un modelo de Infraestructura Verde extensiva que nos lleve a conseguir un “Sistema Urbano Sostenible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *