Herbolario Navarro


Agrobiodiversidad sostenible: una alternativa de compra inteligente

La Fundación José Navarro y la Fundación Biodiversidad han emprendieron en 2012 un proyecto que tiene como objetivo reducir la huella de carbono de los productos que consumimos: Agrobiodiversidad sostenible, una alternativa de compra inteligente. Con este proyecto, que se ha materializado en una serie de acciones en Herbolario Navarro, ambas entidades aúnan sus esfuerzos por fomentar una compra más inteligente y respetuosa con el medio ambiente entre los ciudadanos.

Y es que las emisiones de gases de efecto invernadero que genera un producto desde su cultivo hasta su comercialización pueden medirse a través de su huella de carbono. Medición que contribuye a reducir el impacto del mismo, al permitir la comparación entre productos y la elección de unos u otros por parte del consumidor.

Para ello, la Fundación José Navarro para el fomento de la Alimentación Inteligente y la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, están llevando a cabo el proyecto Agrobiodiversidad sostenible.

Esta iniciativa comenzó en 2012 con la recopilación de de información sobre los hábitos de compra del consumidor, mediante encuestas a clientes de Herbolario Navarro, así como la obtención de información de los proveedores. Esto se debe a que el objetivo del proyecto no es sólo concienciar a los ciudadanos de la necesidad de que practiquen una compra más sostenible, sino también ofrecer y promover entre los proveedores una serie de buenas prácticas agrícolas.

A raíz de la recopilación y análisis de la información, se han realizado una serie de acciones de comunicación al consumidor como la instalación de paneles informativos y etiquetas identificativas en una selección de productos de Herbolario Navarro. También se van a realizar una serie de meriendas formativas, a través de las cuales los asistentes podrán conocer la importancia de conocer ciertos aspectos ambientales de los productos que se consumen.

La sensibilización hacia el proveedor se realiza mediante la elaboración de las Buenas Prácticas Agrícolas, un documento en el que se reflejan las acciones necesarias para reducir la huella de carbono y el consumo de agua, tanto en lo que se refiere al cultivo de alimentos como a la gestión del ganado.

Con todo ello, la Fundación José Navarro y la Fundación Biodiversidad están trabajando codo con codo por fomentar una compra más sostenible entre los ciudadanos, que les permita mantener una Alimentación Inteligente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *