Visit essay writing service papersmaster.com

Herbolario Navarro


Animales en peligro de extinción.

Habrás oído hablar de alguno de ellos, pero otras te resultarán totalmente desconocidos.

Bien por la acción directa del hombre o no, son muchísimas las especies de animales que están en peligro de extinción en el mundo. El cambio climático y la progresiva destrucción de los hábitats naturales, la contaminación, la incorporación de animales foráneos en hábitats no adecuados o cuestiones como la caza furtiva, son algunas de las causas que de forma progresiva, van dificultando la vida de algunos animales. Los esfuerzos de los científicos por vigilar y controlar estos ejemplares para asegurar la vida y la reproducción de las especies, es una tarea complicada que no siempre logra sus objetivos.

Oso

En España existe un catálogo de fauna en régimen de protección especial, que recoge un total de 437 especies, de las cuáles 150 están en situación de vulnerabilidad directamente en peligro de extinción. Caballitos de mar, salamandras, sapos, lagartos y lagartijas, cigüeñas, flamencos, buitres, águilas… son sólo algunos ejemplos de especies que están seriamente amenazadas en España.

Atún Rojo.

Han bastado diez años de desarrollo descontrolado de la industria de pesca al cerco y engorde de atún en el Mediterráneo para poner a esta especie en peligro. La pesquería se agota sin que la unión Europea ni los estados miembros hagan nada por evitarlo, ignorando además las denuncias de pescadores artesanales, científicos, cadenas de distribución y distintas organizaciones ambientalistas. En la actualidad sólo queda un 10-15% de la población original de atún rojo.

Águila Imperial Ibérica.

Originalmente se distribuía por toda la península Ibérica e, incluso por el Norte de África. En la actualidad, la población de águilas imperiales en España es de unas 250 parejas. Aunque ha experimentado una importante subida desde las 50 parejas de 1970, gracias a distintos esfuerzos de conservación, el tamaño de su población sigue siendo muy pequeño, por lo que sigue clasificada como “en peligro”.

Oso Pardo.

Se encuentra acantonado en dos núcleos: algo más de una decena de individuos que recorren los Pirineos luchando por su supervivencia y una población estable en la cordillera cantábrica, que suma alrededor de 130 ejemplares que poco a poco van creciendo. La destrucción de los bosques mixtos donde habita, debido a diversas actividades humanas como las estaciones de esquí de San Glorio, la minería a cielo abierto, la construcción de autovías y más recientemente el uso de veneno son sus principales amenazas.

Desmán del Pirineo.

Se trata de un pequeño mamífero que habitaba en los limpios ríos de las montañas del centro y norte de la península. La alteración de los ríos y su cauces, la contaminación de las aguas y la construcción de embalses y minicentrales eléctricas ha provocado su desaparición de prácticamente todo el sistema central.

Ferreret.

Este anfibio es un endemismo ibérico de las islas Baleares que tan solo sobrevive en Mallorca, con una distribución actual limitada a una reducida área de la Sierra de la Tramuntana, de menos de 10 km2. Además de sufrir los problemas de alteración de su medio, al vivir en un hábitat tan reducido y aislado es muy sensible a la presencia de especies introducidas por el hombre y ajenas a estas islas.

* Más información en WWF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *