Aprendiendo a meditar

La Meditación es una entrenamiento para mente y corazón que aumenta tu conciencia.

Meditar es el aprendizaje de escucharse a uno mismo para aceptarse y amarse, lo que nos permitirá aceptar y amar a los demás. La meditación se ha practicado desde la antigüedad en distintas creencias y religiones, como el budismo, aunque en sí misma no es una religión. Uno de los propósitos de la meditación es llegar a la serenidad de la mente para encontrarse con uno mismo, por eso en Occidente se practica cada vez más para aliviar determinados estados de ánimo, como el estrés, la ansiedad o los miedos.

Aprender a meditar puede aportarte muchos beneficios. No consiste en dejar la mente en blanco como muchos piensan, sino en buscar un centro de atención, como por ejemplo nuestra respiración, para lograr que nuestra mente esté atenta y presente, olvidándose de la rutina diaria y dejando pasar todos aquellos pensamientos que nos llegan y nos distraen.

Meditar es algo que puede ser sencillo si se practica con constancia y disciplina, por eso al principio puede parecer difícil, o se puede tener la sensación de que no sirve para nada.

Si no has meditado nunca, puedes aprender por ti mismo si eres una persona curiosa y te gusta experimentar. Una opción es leer un buen libro sobre el tema para tener una guía experta y acudir a ella para resolver cualquier duda. También puedes apuntarte a algún curso presencial, ya que las meditaciones en grupo son una experiencia muy enriquecedora que te permitirán avanzar y mejorar en esta disciplina. Y si quieres practicar por ti mismo, navega un poco y descárgate algunas aplicaciones relacionada con la meditación y ve probando hasta que encuentres la que mejor te funciona.

La meditación tiene beneficios terapéuticos y se dice de ella que puede ayudar a cambiar nuestra mente y la percepción de todo lo que nos rodea. Además, está demostrado que la meditación mitiga los efectos del estrés, mejora la memoria y las funciones cognitivas, potencia la aparición de pensamientos positivos, nos ayuda a empatizar con los demás e influye positivamente en el funcionamiento del sistema inmunológico.

En definitiva, meditar te ayudará a desarrollar el aprendizaje de la paciencia y la concentración. La meditación te proporcionará relajación física y mental, que te ayudará a conectar con tu yo interior y a desprenderte del incómodo estrés.

Aprende a meditar paso a paso:

  1. Ponte ropa cómoda y que no te apriete. Quítate los zapatos, el reloj y cualquier otro complemento que te pueda molestar.
  2. Busca un lugar tranquilo donde nadie te interrumpa. Cualquier lugar es bueno si te permite estar relajado.
  3. Siéntate en una posición cómoda, con la espalda recta y sin tensiones. Si lo prefieres, túmbate. Pero sea cual sea tu posición, has de mantener la espalda recta.
  4. Céntrate en tu respiración, y si te vienen pensamientos, déjalos pasar y vuélvete a centrar en tu respiración.
  5. Empieza con cinco minutos al día y aumenta tu tiempo de meditación de forma progresiva.
  6. Añádelo a tu rutina diaria.

Deja un comentario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Publicaciones relacionadas con la que acabas de leer

Chica en su Momento Slow Life

Concédete tu momento slow

Olvídate de las prisas y disfruta de tu tiempo libre a tu ritmo Vivimos el día a día inmersos en una rutina que nos absorbe cada minuto. El trabajo, la familia y un sinfín de obligaciones nos obligan a actuar

Leer Más >>
Receta facil de Carpaccio de Champiñones

Receta: Carpaccio de Champiñones

Lluís Penyafort, nos enseña a preparar, de forma rápida y sencilla, un carpaccio vegetariano con el que sorprender a tus invitados Ingredientes para 2 personas: 8-10 champiñones Medio Yogur Ecológico de vaca o cabra (o postre vegetal si quieres que

Leer Más >>

Suscríbete a nuestra newsletter

Últimas publicaciones