Herbolario Navarro


Agua de vida

En la playa o en la piscina disfruta del agua y benefíciate de sus propiedades.

En el mes por excelencia de vacaciones, las playas y las piscinas se convierten en la mejor opción para combatir el calor y las altas temperaturas. Sin duda, el agua es ese elemento que nos da vitalidad y nos recuerda que el tiempo libre del mes de agosto hay que ocuparlo en actividades refrescantes que nos aporten energía.

Cualquier día de agosto es ideal para disfrutar de playas y piscinas. Las altas temperaturas, el sol de justicia o la brisa de poniente nos invitan a disfrutar de ella. ¿Eres de los que se echa al agua a refrescarse sin más? ¿O necesitas ideas para disfrutarla al máximo y beneficiarte de sus propiedades? Aquí te dejamos algunas ideas.

Paseo por la orilla.

No te quedes tumbado en la toalla. Pasea por la orilla de la playa y si el agua te cubre hasta las rodillas mejor. Dejarse golpear por el oleaje que llega a la orilla será muy beneficioso para tus piernas; mejora la circulación sanguínea, activa la circulación linfática e incluso ayuda a tonificar los músculos. Tus pies también te lo agradecerán, ya que el roce de la arena es el mejor exfoliante para benefi ciarse de un peeling natural.

Natación y gimnasia.

Si eres de los que el agua te da pereza y no encuentras una motivación extra para bañarte, apúntate a alguna actividad en grupo. Si optas por clases de natación, además de aprender a nadar practicarás un ejercicio muy completo. Pero si quieres algo más divertido, puedes probar con clases de baile en el agua o aquagym. Descubrirás el lado más festivo de bañarte y harás deporte casi sin darte cuenta y sin pasar calor.

Bautizo de buzeo.

Para disfrutar del fondo marino, aunque sólo sea una vez, no hace falta ser un experto. Más allá de las gafas de bucear o del snorkel, puedes apuntarte a los bautizos de buceo que se organizan en muchos clubs y asociaciones de buceo. Podrás descubrir la belleza del fondo del mar de manos de monitores expertos que te preparan y te ayudan para vivir una magnífi ca experiencia.

Relajación.

Flotar en el agua es una de las sensaciones más relajantes que puedes practicar en verano. Sepárate un poco de la gente y simplemente flota y acomódate en los vaivenes del agua. Aprovéchate del sol e intenta no pensar en nada o en algo que te relaje. Céntrate en tu respiración y conecta contigo mismo. Con cinco minutos será suficiente para notar los efectos relajantes del agua.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *