Herbolario Navarro


19 de mayo: Día Mundial de la Hepatitis

El hígado es un órgano con importantes y numerosas funciones en el cuerpo humano, por eso su fallo tiene graves consecuencias para nuestra salud. De hecho las enfermedades hepáticas tienen una gran incidencia entre la población española, por lo que es importante mantener en buen estado las funciones de este órgano tan preciado.

Dia Hepatitis

La hepatitis es una enfermedad que se caracteriza por una inflamación del hígado, un órgano muy importante ya que realiza funciones tan necesarias como producir bilis, eliminar los desechos, producir glucosa y regular la coagulación sanguínea, entre otras. Por eso, cuando se inflama se producen diferentes enfermedades hepáticas, con graves consecuencias para la salud.

Existen diferentes tipos de hepatitis ya que la función hepática puede ser interrumpida por infecciones virales y bacterianas, por una sobreexposición a sustancias tóxicas, por un exceso consumo de alcohol o por obstrucción de los conductos biliares, entre otras causas. Las más comunes son la hepatitis A, B y C, representando esta última una de las principales causas de enfermedad hepática en toda España.

Además de mantener una alimentación libre de alcohol, grasas saturadas y bollería industrial, es necesario incrementar el consumo de algunos vegetales como la alcachofa, la cebolla, el ajo, la manzana y la avena, ya que todas ellas ayudan a depurar el organismo de sustancias tóxicas.

Las plantas y sustancias naturales también son muy útiles para ayudar al hígado a realizar sus funciones. Un ejemplo es el boldo, que contiene boldina y boldoglucina, sustancias que estimulan las funciones hepáticas, favorecen la secreción biliar y fluidifican la bilis.

Por otra parte, el Diente de león es colagogo y colerético por lo que estimula las funciones hepáticas y biliares en caso de insuficiencia de las mismas. El diente de león también es diurético, de manera que también tiene efectos depurativos.

La alcachofa aumenta y regula la secreción biliar, activa la diuresis y el metabolismo de ciertos medicamentos tóxicos. Esta verdura también estimula la función desintoxicante del hígado.

En su caso, el Cardo Mariano es un importante tónico digestivo y de las secreciones gástricas. Se recomienda en el tratamiento de cirrosis y hepatitis. Por otra parte estimula la síntesis de proteínas en el hígado y es diurético. Estas propiedades se deben a que posee silimarina, un principio activo que ayuda a regenerar las células hepáticas.

El desmodium es una planta muy útil para mejorar los problemas hepáticos, ya que ayuda a regular los niveles de transaminasas, a fluidificar la bilis y favorecer su expulsión. Además, esta planta es un gran depurativo hepático, resultando muy apropiado para prevenir problemas relacionados con el hígado, preservando la buena salud de este órgano.

De forma que si quieres mantener tu hígado en buen estado, o mejorar los síntomas de la hepatitis puedes ayudarte de la amplia sabiduría de la naturaleza que pone a nuestra disposición un sinfín de herramientas para cuidar nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *