Visit essay writing service papersmaster.com

Herbolario Navarro


¡A por el nuevo año!

Fortalece tu sistema inmune para empezar 2016 con energía y salud.

Año nuevo 1Estrenamos un nuevo año y arrancamos con nuevos proyectos y objetivos. A estas alturas ya hemos asumido lo rápido que pasó 2015 y nos hemos ilusionado con los 365 días que tenemos por delante. Si estás organizando tu agenda y anotando todo aquello que te vas a proponer para este año, no olvides cuidar de tu salud desde el principio, ya que si a lo largo del año hay momentos concretos en los que tenemos que prestar atención a nuestro sistema inmunológico, sin duda el inicio del año es uno de ellos. ¡Activa tus defensas y adelante con todo lo que te propongas!

Sentirse bien es fundamental para ilusionarse con los nuevos proyectos. Si uno se siente triste, cansado o enfermo, sin duda le va a faltar motivación para conseguir cualquier cosa que se proponga. Y sentirse bien, con fuerzas, motivado y rebosante de salud depende en gran parte de tu sistema inmunológico.

¿Pero qué es el sistema inmunológico y cómo afecta a tu salud? Este sistema es la defensa natural que tiene el cuerpo contra cualquier tipo de infección. Cuando funciona perfectamente, es el encargado de combatir y destruir los organismos invasores, como las bacterias o los virus, antes de que te causen daño.

Son muchos los factores que bajan nuestras defensas. Entre ellos está la mala alimentación, la falta de ejercicio físico, dormir poco o mal, las emociones negativas como el miedo, la angustia, la frustración y la pena, así como los cambios bruscos de las temperaturas o el estrés.

PUESTA A PUNTO

Con el inicio del año, tras unas fiestas que alteran nuestra rutina en todos los sentidos, y siendo enero y febrero los meses más fríos del año, es un buen momento para cuidar nuestras defensas y asegurarnos que nuestro sistema inmunológico está a punto para afrontar los proyectos del nuevo año.

Si estamos bajos de defensas es conveniente tomar inmunoestimulantes, ya que éstos restituyen el potencial o incrementan la respuesta del sistema inmune, es decir, aumentan las defensas naturales del organismo para combatir las infecciones o enfermedades. El astrágalo, el ajo, la equinácea, el fruto del sauco o la uña de gato, son sustancias inmunoestimulantes.

Pero si lo que necesitamos no es una acción estimulante tan fuerte, sino más bien prevenir ante una posible bajada de defensas, entonces es recomendable tomar inmunomoduladores, que tienen tanto la capacidad de estimular como de disminuir las funciones del sistema inmune, es decir, inmunoestimulan o inmunosuprimen, según el estado de cada persona. Son inmunomoduladores el reishi y otras setas medicinales como el champiñón del sol o el maitake, así como el ginseng siberiano, la rhodiola y los ácidos grasos omega 3.

LOS MÁS PEQUESAño nuevo 2

También los más pequeños de la casa notan los cambios y les cuesta adaptarse a las bajas temperaturas, así como volver a la rutina después de días de fiestas sin horarios donde los dulces y los menús navideños acaban pasando factura.

Para ellos, en Herbolario Navarro podrás encontrar los productos de la línea infantil pensados para cuidar de su sistema inmunológico. Si optas por un jarabe, dispones de un par de opciones. Abettin está formulado a base de savia de pino, con propiedades expectorantes y mucolíticas, para afecciones catarrales de vías altas y bajas y muy indicado para fluidificar el moco. Además tienes Propolín, un jarabe de equinacea, propóleo y vitamina C, con sabor a fresa. Lo puedes emplear en menor dosis para subir las defensas, o bien para tratar los síntomas comunes de gripes y constipados, como la tos irritativa, el dolor de garganta y la congestión nasal.

Otra opción es la Lactoferrina, que es una glicoproteína que está presente en la leche materna en grandes cantidades y que confiere inmunidad a los lactantes. Aunque se presenta en cápsulas, se puede abrir e introducir en el biberón o en cualquier líquido o zumo.

Y por supuesto, la Jalea real infantil, viales compuestos de jalea real, propóleo, polen y vitaminas. Dan vitalidad, eliminan la fatiga, y al llevar propóleo actúan como protector, estimulan las defensas y protegen las vías respiratorias.

EJERCICIO Y ALIMENTACIÓN

En los objetivos que nos marcamos al inicio de cada año, la alimentación y el ejercicio suelen ser dos tópicos que cumplimos durante un periodo corto de tiempo. Para tener éxito, nos lo deberíamos plantear no como un objetivo a corto plazo, sino con la idea de cuidar de nuestro sistema inmunológico. Si cuidamos nuestras defensas, nos sentiremos mejor, enfermaremos menos y estaremos con mejor ánimo y más motivación.

El ejercicio es fundamental porque nos da vitalidad, nos oxigena, nos pone de buen humor y nos recarga la energía continuamente. Con esta actividad, nuestro sistema inmune está siempre alerta para evitar infecciones. Pero ojo, evita los esfuerzos excesivos que pueden dejarte agotado y provocar entonces una bajada de las defensas.

También es muy importante el factor estrés, ya que influye directamente en la capacidad de respuesta de nuestro sistema inmunológico. Las personas que viven en un permanente estrés, no responden correctamente a las señales hormonales que regulan la inflamación.

Y el otro aspecto fundamental es la alimentación. Intenta incluir en mayor medida las frutas y verduras de temporada, las legumbres y el cereal integral, ya que es la forma más equilibrada de mantener sano todo el organismo.

ALGUNOS DE LOS ALIMENTOS QUE AYUDAN A REFORZAR NUESTRO SISTEMA INMUNOLÓGICO SON LOS SIGUIENTES:

  • Kiwi. Nos aporta vitamina C y fibra.
  • Limón. Aporta potasio y vitamina C.
  • Ajo y cebolla. Contienen compuestos sulfurosos que actúan como antibióticos.
  • Espinaca. Aporta a la dieta carotenos y ácido fólico.
  • Carne de ternera magra. Nos aporta hierro, zinc y vitamina B12.
  • Huevos. Ricos en proteínas, hierro y zinc.
  • Chocolate negro. Nos aporta flavonoides y antioxidantes.
  • Yogur probiótico o kéfir. Cuida nuestra flora intestinal.

Fruta


Textos basados en alegaciones de la EFSA (Agencia Europea para la Seguridad Alimentaria). 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *