Herbolario Navarro


Cardo mariano y antioxidantes, claves de la depuración hepática

El hígado es un órgano con importantes y numerosas funciones en el cuerpo humano, por eso su fallo tiene graves consecuencias para nuestra salud. De hecho las enfermedades hepáticas tienen una gran incidencia entre la población española, por lo que es importante mantener en buen estado las funciones de este órgano tan preciado. La depuración hepática no puede faltar en tu día a día, si quieres mantener este órgano sano, especialmente tras las fiestas navideñas en las que tantos abusos cometemos.

El hígado es el órgano de mayor tamaño y uno de los más importantes del organismo. Sus funciones incluyen: la producción de bilis, el procesado y eliminación de desechos, la producción de glucosa que permitirá un aporte de energía desde las grasas y otras sustancias almacenaje de glucógeno para un aporte rápido de energía, la regulación de la coagulación sanguínea, la lucha contra las enfermedades y el mantenimiento del balance hormonal. De ahí la importancia de mantener sano este órgano, ya que cuando no funciona correctamente pueden producirse graves alteraciones en otras partes del organismo.

Al existir tantas y tan variadas funciones realizadas por el hígado, también existen varias causas de enfermedad hepática. La función hepática puede ser interrumpida por infecciones virales y bacterianas, por una sobreexposición a sustancias tóxicas, por un exceso consumo de alcohol o por obstrucción de los conductos biliares, entre otras causas. En estos días de celebraciones, comidas copiosas, exceso de alcohol, etc. hemos cargado nuestro hígado de sustancias nocivas que debemos comenzar a eliminar. Para ello te proponemos una combinación de cardo mariano y antioxidantes.

En su caso, el Cardo Mariano es un importante tónico digestivo y de las secreciones gástricas. Se recomienda en el tratamiento de cirrosis y hepatitis, ya que estimula la síntesis de proteínas en el hígado y es diurético. Estas propiedades se deben a que posee silimarina, un principio activo que ayuda a regenerar las células hepáticas, ejerciendo una función reparadora del hígado.

Los antioxidantes contribuyen al buen estado del hígado ya que ayudan a luchar contra los radicales libres, evitando la oxidación que éstos causan sobre las células. La inclusión de antioxidantes en la dieta favorece la limpieza y la reconstrucción de nuevas células en el hígado, permitiendo que realice sus funciones de forma correcta.

Por eso, si estas fiestas has cometido los típicos excesos es el momento de que empieces  a depurar tu hígado con cardo mariano y antioxidantes. Todo tu organismo te lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *