Herbolario Navarro


Defensas en plena forma para disfrutar el invierno

Llega el frío, y con él los temidos resfriados y las enfermedades contagiosas. Y los más peques de la casa son los que se llevan la peor parte, ya que la fiebre, el moqueo y el malestar general les impiden disfrutar de sus apasionantes horas en el cole, el parque y demás actividades. Pero niños y adultos no tienen nada de que preocuparse porque pueden mantener sus defensas en plena forma con unos sencillos truquitos que la naturaleza ofrece desde tiempos inmemoriales.

El frío, el aire y la humedad propios del invierno, se convierten en un riesgo para la salud de toda la familia, ya que merman nuestras defensas haciéndonos más vulnerables ante enfermedades contagiosas y resfriados. Un problema que se puede solucionar fácilmente de la mano de la naturaleza, y de la sabiduría de nuestros antepasados.

Además, ahora podemos ahorrarnos mucho tiempo, ya que la innovación se ha puesto al servicio de la naturaleza para convertir estos truquitos ancestrales en complementos dietéticos, avalados por estudios científicos, que nos ayudan a combatir y mejorar todo tipo de problemas de salud. Te invitamos a descubrir los elementos que la naturaleza ha puesto a nuestra disposición para mantener las defensas de toda nuestra familia en un estado óptimo:

–       Propóleo: Se trata de una sustancia resinosa que utilizan las abejas para recubrir las paredes de la colmena y mantenerla libre de bacterias, ya que tiene un efecto antiviral y antibacteriano. Por eso el propóleo ayuda a prevenir todo tipo de virus e infecciones.

–       Miel: La miel es un alimento con un alto valor nutritivo porque aumenta la energía, es antianémica y facilita la asimilación de calcio y magnesio. Además, puedes preparar un sencillísimo remedio casero mezclando una buena cucharada de miel, unas gotas de limón exprimido y un poco de propóleo puro, que suavizará la garganta de tu familia.

–       Jalea Real: Es una sustancia segregada por la abejas para alimentar a las larvas durante sus tres primeros días de vida, y a la futura abeja reina durante toda su vida. Es rica en vitaminas, aminoácidos y minerales como hierro, calcio y fósforo, por eso es utilizada en épocas de decaimiento y cambios estacionales.

–       Vitamina C: El zumo de naranja es otro remedio casero que preparan madres y abuelas, y es que esta fruta tiene un alto contenido en Vitamina C. Pero hay otros frutos ricos en Vitamina C, como el escaramujo o la acerola, que puedes incorporar a su dieta en forma de suplemento.

–       Tomillo: Esta hierba es un poderoso antiséptico y antiespasmódico, es decir ayuda a eliminar los gérmenes y combatir las infecciones.

–       Shiitake: Se trata de un hongo originario de Asia que destaca por sus propiedades medicinales, como su capacidad de aumentar las defensas, por lo que ayuda a prevenir y mejorar los resfriados, así como otro tipo de virus y bacterias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *