Herbolario Navarro


Estas fiestas no descuides la salud de tus pequeños

La Navidad es la época del año preferida de los niños, ya que pueden disfrutar de tiempo libre, la compañía de sus primos y familiares, los regalos, las comidas y dulces típicos de la época, así como innumerables ofertas de ocio. Mientras que para los mayores es, en muchas ocasiones, momento de reflexión y propósitos para el año que se aproxima.

Si tu propósito para el año nuevo es cuidar de tus pequeños y verlos crecer sanos, te damos las claves de la salud infantil:

– Defensas activadas, niños libres de resfriados:

Para mantener el sistema inmunológico de nuestros hijos en buenas condiciones nada mejor que el  propóleo, sustancia resinosa con un efecto antibiótico natural. También puedes recurrir a la equinácea, planta que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario. La vitamina C tampoco puede faltar, ya que ayuda a prevenir y mejorar los resfriados y enfermedades provocadas por virus. Y cómo no, la lactoferrina, una glicoproteína con cualidades inmunomoduladoras y antimicrobianas.

 

– Energía a tope, peques activos:

Es momento de diversión y de juego, por eso, si quieres que tu pequeño disfrute de estos días con vitalidad puedes darle jalea real, sustancia rica en proteínas, vitaminas, minerales y oligoelementos. El polen se complementa muy bien con la jalea real, ya que ayuda a abrir el apetito de los niños y les da energía. Por supuesto, no olvides que sus necesidades de vitaminas y minerales son aún mayores que las de los adultos.

 

– Memoria de elefante, buen rendimiento en el cole:

La lecitina de soja es la gran aliada de los peques para rendir al 100% en el cole, ya que contiene fosfatidilcolina y fosfatidilserina, fosfolípidos esenciales para la memoria y el aprendizaje. El DHA, un ácido graso omega 3 necesario para mejorar la concentración y el aprendizaje, tampoco puede faltar en su dieta. De la misma forma que la vitamina B, esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso; y la L-teanina, aminoácido que ayuda a obtener mayor capacidad de aprendizaje gracias a su efecto relajante.

 

– Sueño plácido, mañanas felices:

Tan importante como la actividad y el juego es el descanso, por eso es importante que si los peques tienen problemas para conciliar el sueño les ayudemos con infusiones de plantas medicinales como pueden ser la pasiflora, la melisa, el azahar y la valeriana. Todas ellas son plantas calmantes y relajantes del sistema nervioso que les permitirán dormir durante la noche y despertarse con las pilas recargadas.

 

– Correcto crecimiento, huesos sanos:

El correcto crecimiento de los niños es importante para su salud futura, para ello puedes darles aceite de hígado de bacalao, rico en vitaminas A y D y en ácidos grasos esenciales; polen, que les ayuda a abrir el apetito; Vitamina D, imprescindible para la fijación del calcio; y alfalfa, planta rica en proteínas, vitaminas y minerales, que favorecen el buen desarrollo de los pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *