Herbolario Navarro


Evita los desarreglos hormonales con aceite de onagra

Las hormonas producidas por los ovarios cumplen un papel fundamental en la salud de las mujeres, ya que participan en numerosas funciones del organismo, además de la sexual y reproductiva. Por eso, es importante que funcionen correctamente, y en caso de que no sea así el aceite de onagra puede ser un gran aliado para mejorar su funcionamiento.

Los estrógenos y la progesterona, hormonas producidas por los ovarios son imprescindibles para el buen estado del organismo de la mujer, por eso los desarreglos que se derivan de su mal funcionamiento pueden incluso afectar al comportamiento de la mujer.

Entre estos desarreglos el más frecuente es el síndrome premenstrual, un trastorno que afecta a cerca del 40% de la población. Y es que ¿qué mujer no ha sentido alguna vez irritabilidad, fatiga, problemas digestivos, dolor de cabeza, etc., en los días previos a la menstruación? Pero incluso los estudios reflejan que en cerca de un 10% de las mujeres esto síntomas pueden llegar a ser invalidantes. Y todo debido a una descompensación en los niveles de estas hormonas.

El climaterio es una época en la vida de la mujer en que los estrógenos y la progesterona también se ven alterados, esta vez por un agitamiento de la función ovárica. Este cambio hormonal produce síntomas como sofocos, insomnio, dolores de cabeza, disminución del deseo sexual, taquicardias, etc. Como consecuencia de estos desarreglos, las mujeres pueden padecer problemas serios de salud como por ejemplo la osteoporosis.

El aceite de onagra es el mejor aliado para las mujeres que padecen desarreglos hormonales, ya que es rico en ácido gammalinoleico (GLA), formado a partir de los ácidos grasos esenciales. Por eso, el aceite de onagra ayuda a la producción sustancias similares a las hormonas, de forma que es útil en todo tipo de síndromes causados por los desequilibrios hormonales.

De hecho los indios americanos fuero los primeros en apreciar las propiedades de este aceite para mejorar los síntomas de numerosas enfermedades, por ello preparaban con las semillas un bálsamo que aplicaban a los enfermos, mejorando su estado. Además, el aceite de onagra es útil para otros problemas como enfermedades cardiovasculares, artrosis reumatoide, envejecimiento prematuro y todo tipo de problemas dérmicos.

Por eso, tengas la edad que tengas, comienza a utilizar el aceite de onagra cuando aparezcan los primeros síntomas de desarreglos hormonales. Aprovecha este tesoro que te ofrece la naturaleza y disfruta de la vida plenamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *