Intolerancias alimentarias, conoce las claves para controlarlas

Familia comiendo

DIETA ADECUADA Y CUIDADOS DEL APARATO DIGESTIVO

En algunas ocasiones, llevar una alimentación sana no nos aporta el bienestar que esperamos. Y es que aunque la mayoría de las personas pueden comer gran variedad de alimentos sin problemas, también es cierto que son muchos a quienes algunos alimentos o componentes les pueden provocar reacciones adversas como jaquecas, fatigas, dolor abdominal, diarreas o vómitos… Por ello, diagnosticar una posible intolerancia es fundamental para seguir una dieta adecuada y saludable.

Las dos causas más comunes de las intolerancias alimentarias son la lactosa y el gluten. Mientras que la lactosa es un azúcar que está presente en todas las leches de los mamíferos, el gluten es una proteína que se encuentra en el trigo y en otros cereales como el centeno, la cebada y la avena.

En ambos casos, las personas que no digieren bien estos componentes, pueden recuperarse totalmente de sus molestias si siguen una dieta apropiada sin lactosa o gluten, por eso es importante diagnosticarlo y modificar los hábitos alimenticios. El principal problema con el que se encuentran las personas que padecen intolerancias es que estos componentes se encuentran presentes en muchos alimentos preparados, de ahí la necesidad de examinar bien las etiquetas y asegurarse que aquello que están comprando no contiene gluten ni lactosa. Productos cárnicos, rebozados, galletas, masas… Son mucho los productos elaborados que pueden llevar lactosa o gluten, por eso en tiendas especializadas como en Herbolario Navarro, nos preocupamos por ofrecer una gran variedad de productos adecuados para la dieta de las personas que padecen intolerancias.Intolerancias2

Cuando una persona consume un producto al que es intolerante, el organismo no digiere ni absorbe apropiadamente ese alimento, y de forma progresiva, se va dañando la mucosa gástrica o el revestimiento del intestino delgado. Esto puede provocar desde hinchazón abdominal, vómitos, anemia o problemas óseos, hasta malnutrición crónica.

CUIDADOS NATURALES
Como solución, además de eliminar de la alimentación diaria el producto al que se es intolerante, también los productos naturales pueden ayudar a nuestro bienestar, favoreciendo y restableciendo la mucosa gástrica, para que nuestro organismo esté mejor predispuesto a realizar digestiones fáciles y saludables. Algunos de estos productos son la L-Glutamina, los Probióticos, el Aloe Vera y las Enzimas.

El jugo de Aloe Vera apoya la salud gastrointestinal y favorece la digestión. Además, cuando se ha producido un daño en el intestino ayuda a reducir la permeabilidad intestinal y preserva la integridad de la mucosa, siendo imprescindible en alteraciones intestinales. En el mismo sentido, la L-Glutamina propicia la salud del tracto digestivo y es apropiada en el caso de las alteraciones intestinales.

Otro producto natural que nos puede ayudar a reforzar la salud de nuestro aparato digestivo son las Enzimas, las llamadas “chispas de la vida”, ya que son unas moléculas que actúan como catalizadores de miles de reacciones químicas que ocurren en nuestro organismo. Las enzimas que se comercializan son enzimas digestivas procedentes de fuentes naturales, que ayudan a la digestión de los alimentos y a la absorción de los nutrientes, en especial las proteínas. Como a medida que envejecemos disminuye nuestra capacidad de producir enzimas, consumiendo suplementos nos garantizamos que seguimos aprovechando todos los
nutrientes de los alimentos.

Y también pueden resultar beneficiosos los probióticos, que son los microorganismos vivos que benefician el tránsito intestinal y mejoran el equilibrio de la flora, favoreciendo la tolerancia a diferentes alimentos y sus componentes. Está demostrado que alivian los síntomas de la intolerancia a la lactosa, ya que las bacterias del ácido láctico del yogur incrementan la actividad de la lactasa en el intestino delgado y, en consecuencia, contribuyen a mejorar la absorción de los hidratos de carbono disacáridos y la digestibilidad global de los nutrientes.

Cabe recordar que las intolerancias pueden padecerse desde nacimiento, pero también pueden manifestarse a cualquier edad, ya que a medida que envejecemos, dejamos de producir sustancias fundamentales para el funcionamiento del organismo, como la enzima de lactasa, que es la que nos ayuda a metabolizar la lactosa y evitar que se produzcan las intolerancias.

INTOLERANCIA A LA LACTOSA
LecheLa lactosa es el azúcar que se encuentra en la leche. La enzima lactasa, que está presente en el intestino delgado, descompone la lactosa en azúcares más simples (glucosa y galactosa), para que puedan ser absorbidos por el torrente sanguíneo.
Cuando la actividad de la enzima es demasiado baja, la lactosa no se puede digerir, y pasa al intestino grueso, donde es fermentada por las bacterias de la fl ora intestinal. Esto puede provocar síntomas como flatulencia, dolor y diarrea.

INTOLERANCIA AL GLUTENSinGluten
El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno, la cebada y la avena. La intolerancia al gluten o enfermedad celíaca es una intolerancia permanente que se puede diagnosticar a cualquier edad.
Si se consumen alimentos que contienen gluten, la mucosa del intestino delgado queda dañada y tiene menos capacidad para absorber nutrientes esenciales como las grasas, las proteínas, los carbohidratos, los minerales y las vitaminas.
Entre sus síntomas destacan la diarrea, la pérdida de peso, la fatiga, la irritabilidad y el dolor abdominal. En los niños, se pueden dar síntomas de desnutrición o problemas de crecimiento


Bibliografía:

James F. Balch y Phyllis A. Balch. “Recetas nutritivas que curan”. Editorial Océano Ámbar. 2006.
Fitoterapia. Vademecum de prescripción. Bernat Vanaclocha y Salvador Cañigueral. Editorial Masson. 2003.
JPEN J Parentel Enteral Nutr. 2010.

Deja un comentario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Publicaciones relacionadas con la que acabas de leer

Mirada de verano perfecta

Mirada de verano perfecta

Cuida tus pestañas con unos trucos fáciles Potencian la expresividad de la mirada, hacen más bello el rostro y tienen un papel esencial como protectoras de los ojos. Si queremos mantenerlas sanas y fuertes, debemos cuidarlas y evitar malos hábitos.

Leer Más >>
Receta de trufas de pistacho y chocolate

Trufas de pistacho con chocolate

Prueba a hacer esta deliciosa receta, casera y vegana ¿Te atreves con las trufas de pistacho? Son la merienda ideal para el verano que llenará tu tarde de energía saludable. Puedes llevártelas a la playa o preparar con ellas una

Leer Más >>

Verano, chufa y horchata

La horchata es una bebida típica valenciana que triunfa sobre todo en verano. Esta bebida está elaborada a partir de chufas, un tubérculo que, aunque es muy pequeñito, está lleno de propiedades por ser rico en carbohidratos y grasas saludables.

Leer Más >>

Suscríbete a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Cocina saludable

Verano, chufa y horchata

La horchata es una bebida típica valenciana que triunfa sobre todo en verano. Esta bebida está elaborada a partir de

Leer Más >>