Visit essay writing service papersmaster.com

Herbolario Navarro


¿Mala Circulación? No dejes que te estropee las vacaciones y cuidate con Salud Natural

Prepara tus piernas para sentirlas ligeras en verano.

Sentirnos ágiles en estos días de intenso calor a veces resulta complicado. Con el aumento de las altas temperaturas es habitual sufrir problemas de circulación que afectan principalmente a las piernas. Hidratarnos, comer abundante fruta y verdura y mantenernos activos es fundamental para combatir la retención de líquidos o la sensación de piernas cansadas, pero también podemos beneficiarnos de los productos naturales para sentirnos mejor y con más energía.

Los problemas de circulación durante el verano son bastante habituales, principalmente entre las mujeres. Efectivamente, las altas temperaturas tienen mucho que decir en este tema, ya que son las causantes del efecto vasodilatador en las venas, que provoca que la sangre fluya más cerca de la piel y en mayor cantidad. Debido a esto, el retorno venoso se produce con más dificultad y tiende a provocar molestos síntomas como la sensación de piernas cansadas, edema, retención de líquidos, hormigueo o incluso un intenso dolor.

Piernas Cansadas.

Para aliviar la sensación de piernas cansadas, en Herbolario Navarro te recomendamos Cirven 20 viales. Este producto combina diversas plantas como el rusco, vid roja, mirtilo, espino  blanco, vitamina C, grosellero negro, citrus, bioflavonoides y L-Arginina. Se debe tomar 1 vial en ayunas todos los días y si algún día sientes mayor pesadez, puedes tomar otro vial por la noche.

Al contener extracto de raiz de rusco (Ruscus aculeatus), ayuda a sobrellevar los síntomas de piernas cansadas y pesadas, así como a reducir el hinchazón. Además revitaliza, refresca, alivia y da sensación de ligereza a las piernas. Para una mayor efectividad se puede combinar con complementos con efecto diurético y eliminar el exceso de líquido acumulado en las piernas.

También puedes optar por Cirvar 90 cápsulas, una fórmula exclusiva de Herbolario Navarro que combina con la acción de diferentes plantas naturales como el castaño de indias (Aesculus hippocastanum), la hamamelis (Hamamelis virginiana) y el ruscus (Ruscus aculeatus). Las tres plantas promueven la salud circulatoria y promueven la circulación venosa en las piernas. Además, el ruscus ayuda a reducir el hinchazón, revitaliza, refresca y promueve la sensación de ligereza aportando alivio. Puedes tomar 3 cápsulas al día.

Tratamiento externo.

Y en nuestra sección de cosmética natural también tenemos interesantes recomendaciones para ti.

Tenemos el Gel Piernas Cansadas, elaborado a base de centella asiática, alcanfor, tomillo y mentol, que activa el retorno venoso dando una sensación refrescante y tonificante. Previene la sensación de cansancio e hinchazón gracias a sus principios activos, y además, es de muy fácil y cómoda aplicación porque es de absorción rápida.

Por las mañanas puedes aplicarte primero Alcohol de Romero, que actúa como descongestionante venoso y activa la circulación, y a continuación el gel de piernas cansadas para que éste tenga un efecto más rápido y efectivo.

Y ya por la noche, te recomendamos que te apliques una mezcla elaborada a base de Aceite de Sésamo 125 ml, a la que le puedes añadir 15 gotas de Aceite Esencial de Romero y 15 gotas de Aceite Esencial de Ciprés. Mientras que el aceite de sésamo está indicado para afecciones relacionadas con la mala circulación, tiene propiedades drenantes y es rico en ácidos grasos esenciales, con el romero y el ciprés conseguirás activar la circulación y favorece el retorno de la sangre.

Hábitos saludables.

Para sobrellevar los típicos síntomas de la mala circulación es importante vigilar nuestros hábitos de vida aunque estemos de vacaciones. ¡Ahí van algunos consejos!

  • Bebe al menos dos litros de agua al día, te ayudará a eliminar toxinas.
  • Sal a caminar todos los días que puedas, como mínimo media hora.
  • Evita pasar muchas horas seguidas de pie y aprovecha los ratos de estar sentada para poner las piernas en alto.
  • Date duchas en las piernas: alterna el agua fría con agua mínimamente templada para activar la circulación.
  • Guarda un rato para tumbarte en el suelo con las piernas en alto poyadas en la pared para favorecer la relajación y el retorno venoso.
  • Si estás en la playa, aprovecha para pasear por la orilla y dejar que las olas golpeen suavemente tus piernas.
  • Evita las largas exposiciones al sol.
  • Cuida tu dieta: incluye muchas frutas y verduras y evita las grasas saturadas y el alcohol.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *