Herbolario Navarro


Mejora la cistitis de la mano de la naturaleza

El verano es una estación propicia para la aparición de cistitis o infección de orina, un problema de salud muy molesto y que además se puede volver recurrente si no se trata adecuadamente. Sin embargo es un problema que se puede atajar fácilmente de la mano de la naturaleza si se toman las precauciones necesarias al notar los primeros síntomas.

Mejorar Cistitis

La cistitis es una infección de la vejiga provocada por una bacteria que habitualmente se encuentra en el intestino y que puede llegar a la vejiga a través de la uretra. Este problema suele afectar más a mujeres, debido a la fisionomía propia de la mujer, al encontrarse tan próximos el ano, la vagina y la uretra. Además, se trata de una infección que se puede agravar o reaparecer en verano, debido a la humedad y al contacto constante con el agua.

Los síntomas de la cistitis, tales como la micción frecuente pero en poca cantidad, ardor al orinar, escalofríos, etc. pueden llegar a ser muy molestos, por eso es conveniente empezar a limpiar el tracto urinario y desinflamar la zona en cuanto aparezcan las primeras señales.

El arándano rojo es un fruto especialmente indicado para la mejora de la cistitis, ya que su jugo produce ácido hipúrico en la orina. Esta sustancia acidifica la orina evitando que las bacterias causantes de la infección se adhieran a las paredes de la vejiga y del tracto urinario, favoreciendo de esta forma que el problema remita.

Las infusiones también son buenas aliadas en este caso, ya que además de las propiedades que presentan las plantas que la compongan es una buena forma de incrementar el consumo de líquidos, imprescindible en este caso. Las plantas más adecuadas para limpiar los riñones y el tracto urinario son la gayuba, el ortosifón, la cola de caballo, la arenaria y el salicornio, todas ellas plantas diuréticas que favorecen la eliminación de líquidos.

Para evitar que  este problema se haga recurrente es necesario tener durante todo el año una serie de precauciones tales procurar beber mucho agua, mantener una dieta sana y equilibrada que incluya alimentos diuréticos como puede ser el apio, el perejil o la sandía, evitar el alcohol y las bebidas con cafeína y los alimentos refinados y azucarados. Además, el arándano rojo, tanto fresco como en jugo o en suplemento alimenticio y las infusiones se pueden consumir de forma preventiva.

Y no te olvides de secarte bien la zona íntima después de tomar un baño en la playa o la piscina, procurar quitarte el bañador mojado lo antes posible, mantener la zona íntima limpia utilizando jabones naturales y ropa interior de algodón, y mantener su sistema inmunológico a pleno rendimiento para que tu organismo te proteja de forma natural de la invasión de estas bacterias.

De forma que confía en la naturaleza y disfruta al 100% del verano sin las molestias típicas de la cistitis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *