Herbolario Navarro


Mejora los síntomas del acné de forma natural

¿Quién no ha tenido alguna vez en su vida esos antiestéticos granitos propios de la pubertad? La mayoría de las personas pasamos por esa fase en que nuestras hormonas se revolucionan a todos los niveles, pero cuando esos granitos se infectan, se inflaman y se descontrolan podríamos estar hablando de acné, una enfermedad inflamatoria de la piel que se puede mejorar notablemente de forma natural.

La importancia de mantener en buen estado la piel va más allá de consideraciones estéticas, ya que se trata del órgano más grande de nuestro cuerpo que cumple funciones tan relevantes como protegernos del exterior, respirar y eliminar toxinas. Por ello, es vital que las personas cuidemos la piel desde nuestro nacimiento y tanto por fuera como por dentro.

En el caso del acné, es fundamental: una buena limpieza, tonificar la piel y por último hidratarla. Estos tres pasos deben repetirse cada mañana y cada noche y no con cualquier producto sino con cosméticos naturales que estén libres de parabenos y sustancias químicas que pueden taponar todavía más el poro.

Para la limpieza diaria es recomendable la Leche Limpiadora Bio de Aloe Vera, que contiene esta planta como principal ingrediente además de aceite de almendras dulces, aceite de jojoba y naranjo amargo; para tonificarla puedes recurrir al Tónico Facial Bio de Aloe Vera que se compone de Aloe Vera, hidrosol de Neroli, Hamamelis, Ginkgo Biloba y Avena; y para hidratarla: aceite de jojoba que es seborregulador y equilibrante, o bien la Crema Hidronutritiva de Aloe Vera a base de aceite de jojoba, aloe vera, bardana, miel y propóleo.

Pero no sólo hay que atender a los cuidados externos, sino que desde el interior también se pueden minimizar los problemas propios del acné. En este caso lo más importante es depurar nuestro organismo para eliminar toxinas, y para ello puedes recurrir a la Levadura de Cerveza, con gran poder depurativo. También es útil una mezcla de plantas depurativas para tomar como infusión, que pueden ser diente de león, bardana, ortiga verde, zarzaparrilla y cola de caballo.

Ya que la revolución hormonal que se produce en la adolescencia es un factor influyente en la aparición o agravamiento del acné, el tratamiento se completaría con perlas de Aceite de Onagra, rico en ácido gammalinoleico (GLA), que tiene la capacidad de producir sustancias similares a las hormonas prostaglandinas, con efecto sobre el sistema inmunitario e inflamatorio.

Por otra parte, numerosos estudios han mostrado que el estrés influye negativamente en el estado del acné. En este caso la clave está en una sustancia natural que ayude a estabilizar el estado de ánimo y los estados nerviosos como es el Triptófano. Este aminoácido, obtenido de las semillas de griffonia simplicifolia, es utilizado por el cerebro para producir serotonina, un neurotrasmisor encargado del sueño reparador.

Y no olvides que practicar ejercicio físico de forma regular, beber agua y evitar las bebidas azucaradas son otros factores que ayudan al bienestar general de la piel, así como mantener una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras y cereales integrales, y evitar la bollería industrial y las grasas saturadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *