Visit essay writing service papersmaster.com

Herbolario Navarro


Propolter y hierbas balsámicas para disfrutar de un año sin resfriados

El invierno puede ser una estación entrañable si nuestra salud está en plena forma, pero si nuestras defensas se debilitan y aparecen los problemas típicos de esta época puede convertirse en una estación engorrosa. Y es que el frío, la humedad y el viento propician la aparición de los temidos resfriados, un pequeño problema que se puede mejorar y prevenir con ayuda de la naturaleza.

El principal elemento que debe componer tu botiquín de invierno es el propóleo. Se trata de una sustancia que fabrican las abejas para cubrir la colmena y mantenerla alejada de posibles infecciones, de forma que en el organismo actúa como un antibiótico natural. Existe en múltiples presentaciones, pero una manera muy práctica de consumirlo es en forma de jarabe, ya que además se acompaña de otras plantas que complementan y potencian su acción.

PROPOLTER JARABE

Propolter, jarabe balsámico: es un preparado alimenticio elaborado con propóleo y hierbas balsámicas, como eucalipto, tomillo, pino, drosera y llantén. El propóleo es una resina que producen las abejas para mantener la colmena protegida de las infecciones. Su fórmula favorece la fluidificación de las vías respiratorias para afrontar los períodos fríos del año.

Si combinamos este jarabe con la Tisana B, potenciaremos su efecto balsámico debido a las sinergias que se crean entre las plantas medicinales que componen ambos productos. Y es que esta infusión es una combinación de liquen, malva, malvavisco, regaliz, pulmonaria y grama, todas ellas plantas con efecto expectorante y con capacidad para disolver fluidificar la mucosidad.

Por eso, no permitas que los resfriados te impidan disfrutar de la estación invernal, y disfruta junto a los tuyos de un año en plena forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *