Herbolario Navarro


Protege tus huesos y articulaciones de la mano de la naturaleza

Con la llegada del frío y la humedad propios de la estación en la que nos adentramos las personas con enfermedades articulares se resienten aumentando el dolor y la inflamación característicos. Para disminuir los síntomas de estas enfermedades la naturaleza ha puesto a nuestra disposición una gran variedad de herramientas. Descubre cómo cuidar tus articulaciones de forma natural y disfruta del otoño.

Articulaciones fuertes

El desgaste articular, que consiste en la destrucción de las estructuras óseas y cartilaginosas, produce trastornos en la movilidad de las articulaciones, dolor, anquilosamiento, inflamación e incluso deformidad. Este hecho es la principal causa de enfermedades tales como la artritis, la artrosis o la osteoartritis, más frecuentes en mujeres a partir de los 40 años.

Para contribuir al buen estado  de las articulaciones y reducir su inflamación, puedes recurrir al Colágeno Hidrolizado de tipo II, principal componente de Nodolter. Se trata de un componente 100% natural de alta calidad que ayuda a reducir el desgaste articular y la destrucción de las estructuras óseas, gracias a su alta biodisponibilidad, garantizando una total absorción. El Colágeno es la principal proteína del tejido conectivo (principal tejido de los huesos, cartílagos, tendones y ligamentos), además de la proteína estructural más abundante en el organismo humano.

Nodolter también contiene una serie de minerales, como Óxido de Magnesio, Sulfato de Manganeso y Óxido de Silicio, que ayuda a la absorción de calcio, así como Aloe Vera, que en este caso trabaja como estimulante de la cicatrización del tejido conjuntivo y antiinflamatorio. Estos dos minerales, silicio y magnesio son imprescindibles para la buena salud de los huesos y articulaciones puesto que forman parte del tejido conectivo.

Otro mineral que no puede faltar en nuestros huesos y articulaciones es el calcio, siendo más recomendable el Calcio Coral, ya que se trata de calcio procedente de los fósiles de los arrecifes coralinos de Okinawa. Este coral fosilizado destaca por su aporte de los minerales necesarios para el organismo, especialmente de calcio.

Son ampliamente conocidas las propiedades que el ácido graso Omega 3 tiene sobre el sistema cardiovascular, pero esta grasa buena es imprescindible también en este caso por su capacidad de aumentar la producción de prostaglandinas antiinflamtorias, ayudando así a reducir el dolor y la inflamación de estas enfermedades.

Otro producto clave para el buen estado de las articulaciones es el Cartílago de Tiburón, puesto que contiene un 40% de proteínas y colágeno y un 18% de calcio, de forma que contribuye al buen estado del tejido conectivo, además de ser imprescindible para el crecimiento del cabello y las uñas.

De manera que ahora que el frío ya se está instalando entre nosotros, empieza a proteger tus articulaciones y disfruta de un otoño sin dolor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *