Herbolario Navarro


Retoma la actividad cotidiana con energía positiva

Ya se han terminado las deseadas vacaciones y volvemos a la actividad con todas las consecuencias: el trabajo, los madrugones, los marcados horarios, llevar a los niños al cole y recogerlos, llevarlos a sus actividades extraescolares,… y un largo etcétera de actividades que se repetirán durante el resto del año convirtiéndose en rutina.

Un cambio de ritmo, muchas veces radical, que nos puede hacer caer en el llamado síndrome postvacacional, un estado de ánimo pasajero que se puede superar fácilmente con unos sencillos consejos.

Si reemprender la vida cotidiana tras las vacaciones se te hace cuesta arriba puede que estés pasando por lo que se conoce como síndrome postvacaional, un estado de ánimo transitorio que consiste en una incapacidad de adaptación al trabajo después del periodo vacacional y que se manifiesta a través de una serie de síntomas tanto físicos como psíquicos.

Los síntomas de este síndrome se asemejan a los de la depresión, con irritabilidad, astenia, apatía, tristeza, ansiedad, problemas estomacales, etc.; incluso puede manifestarse con taquicardia y sensación de ahogo. Para minimizar estos síntomas y evitar que este síndrome se convierta en algo más serio te proponemos que recurras a la sabiduría de naturaleza que durante milenios a ayudado a la humanidad a superar sus problemas de salud.

Por una parte, es conveniente recurrir a alguna planta o sustancia natural que facilite un estado de ánimo sosegado y alejado de la ansiedad, como sería la L-teanina y el triptófano, dos aminoácidos que se extraen de fuentes totalmente naturales y que tienen la capacidad d mejorar el estado de ánimo.

El hipérico, o hierba de San Juan es una planta muy utilizada en casos de depresión leve, ya que contiene hipericina que tiene la capacidad de incrementar el nivel de los transmisores de impulsos nerviosos que mantienen el estado de ánimo y la estabilidad emocional.

Por otra parte, para facilitar un sueño reparador que ayude a recargar las pilas cada día, puedes ayudarte de una combinación de Melisa, Azahar y Valeriana, ya que son plantas medicinales que actúan como sedantes, atenuantes de los estados nerviosos y espasmolíticos, por lo que favorecen el sueño y evitan los problemas intestinales causados por la irritabilidad nerviosa.

Por último, también es aconsejable recurrir a algún alimento reconstituyente como puede ser la Maca Andina. Se trata de un tubérculo originario de Perú, que además de ser un estimulante sexual y favorecer la fertilidad, aporta energía y resistencia física, a ala vez que ayuda a la concentración y mejora los reflejos y la percepción.

De forma que, no te dejes atrapar por el síndrome postvacacional y ponle freno ahora que estás a tiempo con toda la sabiduría de la naturaleza. Consulta con tu especialista y escoged juntos el producto natural que más se adecue a tus necesidad para reemprender la rutina con la energía al 100%.

Sindrome Postvacacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *