Herbolario Navarro


Solgar Recomienda… Rhodiola Rosea para adaptarse a los cambios

“Rhodiola rosea” es una especie de planta con flor dentro de la familia Crassulaceae que crece en altitudes de entre 11.000 y 18.000 pies sobre el nivel del mar. Sus flores amarillas tienen un olor similar al de las rosas y de ahí se deriva el nombre “rosea”.

La Rodiola es una planta de tradición tibetana, autóctona de Rusia y Asia.

Sus principios activos son: salidrócidos, rosavina y polifenoles.

Es una planta incluida por excelencia en el conjunto de las hierbas adaptogénicas. Ser una planta adaptogénica es ofrecer al organismo un apoyo para “adaptarse” al entorno y a los cambios internos que puedan acontecer, tanto químicos como psíquicos.

Era una de las plantas consideradas “secreto militar” de los rusos durante el régimen soviético y ha sido objeto de estudios extensivos sobre sus propiedades.

El adaptógeno rhodiola tiene una historia milenaria que incluye expediciones que ordenaban los emperadores de China para ir a buscar lo que llamaban “raíz dorada” o “raíz ártica” que los chinos consideraban una fuente de bienestar. El uso de esta planta está documentado en los más antiguos textos de medicina china.

En el año 1947 el científico ruso Lasarev, de la Academia de Ciencias de Rusia, relató por primera vez, que los extractos de esta planta de Siberia ayudaban a aumentar la resistencia del cuerpo a distintos factores estresantes del medioambiente.

Existen más de 200 variedades del género Rhodiola del cual la variedad llamada “Rhodiola rosea” es la única que posee propiedades especiales como adaptógeno.

 

Solgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *