Futuro sostenible o nada

Árbol futuro sostenible

Un planeta, dos caminos: verde o gris. Tú eliges.

No hay marcha atrás, la sostenibilidad es una realidad. Se ha impuesto como el único método para contrarrestar la emergencia climática. La transición a un modelo más sostenible y circular es un desafío inminente al que todos tenemos que hacer frente.

Desde la alimentación hasta la ropa, la cosmética, el transporte y la energía. La transformación del consumo determinará nuestro futuro sin duda. Afortunadamente, tiene solución y todavía estamos a tiempo. Europa ya lo está haciendo, apostando por la mínima extracción de materias primas y el máximo aprovechamiento de los residuos. Abandonar la economía lineal es el primer pero arduo paso para comenzar con el cambio. Se produce, se consume y se tira, no podemos seguir así.

Algo está claro: tenemos que consumir de otra manera. Hay sectores a los que afecta primero y más directamente, como la alimentación. Esto se debe a que afectan directamente a nuestra salud, somos lo que comemos. Otro puede ser la movilidad y los transportes, por su historial de contaminación.

El consumo responsable crece en España, aunque no al mismo ritmo que en otros países. Europa nos lleva la delantera: Noruega, Francia, Suiza o Luxemburgo. Al igual que sucede con los productos ecológicos, crecen las ventas, pero solo un 45% de los hogares españoles los compran frente al 80% europeo.

No se cambia de la noche a la mañana un modelo tan ineficiente, pero las evidencias no engañan: se está produciendo un cambio del que ya observamos los primeros síntomas. La demanda actual y primordial es que se desvincule el crecimiento económico del uso de los recursos naturales y la contaminación. Mostrar otros caminos a empresas y consumidores es la tarea que se han propuesto asociaciones y colectivos a corto plazo.

Sólo en España, se desperdician 7,7 millones de toneladas de alimentos al año, según la Comisión Europea. La aspiración es reducir esta cifra a la mitad para 2030. Además, el autoconsumo representa tan solo un 0’01% del total. Realmente, es legal y rentable, pero existe mucha desinformación. Aún así, la energía renovable no es una opción, sino que es la solución.

Por otro lado, cada vez más empresas toman conciencia de la transcendencia de sus actuaciones sobre el entorno. Desde el fomento del reciclaje, la alimentación saludable de sus empleados o el uso de medios de transporte sostenibles para acudir a trabajar

Sin duda, hay que ponerse a trabajar. Cada uno en su papel, pero todos a sumar. Ciudadanos, empresas y Gobiernos. El planeta no nos puede esperar más.

Deja un comentario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Publicaciones relacionadas con la que acabas de leer

Ancianos saludables

Vida sénior saludable

Consejos de salud y bienestar para personas de la Tercera Edad A medida que se cumplen años se empiezan a tener determinadas molestias que pueden afectar a nuestra salud y bienestar. Se nos olvidan las cosas, nos duelen las rodillas

Leer Más >>
Árbol futuro sostenible

Futuro sostenible o nada

Un planeta, dos caminos: verde o gris. Tú eliges. No hay marcha atrás, la sostenibilidad es una realidad. Se ha impuesto como el único método para contrarrestar la emergencia climática. La transición a un modelo más sostenible y circular es

Leer Más >>

Suscríbete a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Ancianos saludables
Salud Natural

Vida sénior saludable

Consejos de salud y bienestar para personas de la Tercera Edad A medida que se cumplen años se empiezan a

Leer Más >>
Árbol futuro sostenible
Sostenibilidad

Futuro sostenible o nada

Un planeta, dos caminos: verde o gris. Tú eliges. No hay marcha atrás, la sostenibilidad es una realidad. Se ha

Leer Más >>