Recupera tu regularidad intestinal y el equilibrio

Regularidad intestinal

Si quieres saber cómo mantener una regularidad intestinal que te permita mantener tu equilibrio, aquí encontrarás las claves.

Estos meses de primavera son una época muy especial. Ya hemos dicho adiós al invierno y disfrutamos de agradables temperaturas, por lo que casi sin darnos cuenta, dejamos atrás los guisos de cuchara y las sopas para dar paso a una alimentación con preparaciones más frescas y apetecibles. Sin duda, son unos meses de transición en los que hacemos cambios en nuestra dieta que pueden hacer resentirse a nuestro sistema digestivo. ¿Quieres saber cómo mantener la regularidad intestinal?

En primer lugar vamos a prestarle una atención especial a la salud de nuestra microbiota. Sin duda es importante que ésta esté en equilibrio durante todo el año, pero ahora en los cambios de estación y de alimentación, es más fácil que se resienta y tengamos molestias.

Las dietas ricas en fruta, verdura y fibra se relacionan con una mayor diversidad microbiana en el intestino y por tanto con la posibilidad de sufrir menos enfermedades crónicas. Estos alimentos son muy importantes porque gracias a ellos en nuestro organismo se producen una serie de microbios o metabolitos microbianos con un efecto antioxidante y antiproliferante. Por ello, además de frutas, no te olvides de las verduras.

Recuerda que el exceso de otros grupos de alimentos ricos en proteína animal como las carnes rojas, los fiambres y los embutidos, o los carbohidratos pobres y refinados como la pasta o los cereales no integrales, está relacionado con la producción de metabolitos asociados a procesos inflamatorios del organismo, y que producen poca cantidad de ácido butírico que tiene un efecto protector del epitelio intestinal. Por lo tanto, consúmelos en muy poca cantidad y apuesta por la proteína vegetal y los cereales integrales.

Probióticos y prebióticos

Para conseguir el deseado equilibro intestinal también te pueden ayudar los alimentos ricos en probióticos, como el yogur y el kéfir, o los alimentos fermentados como el chucrut o el té kombucha. Los alimentos probióticos son aquellos en los que existen bacterias que ayudan a reforzar nuestro sistema inmunológico, ya que estas bacterias pueden sobrevivir a la digestión y llegan vivas al colon. De esta forma ayudan a restituir la flora intestinal que pueda haber sido alterada por alguna causa.

Por otro lado tenemos los alimentos prebióticos, los cuales estimulan el crecimiento en el colon de las bacterias beneficiosas. A diferencia de las bacterias vivas de los probióticos, los prebióticos son solamente sustancias que ayudan, sin vida, a modo de complementos energéticos para las bacterias beneficiosas. Estas sustancias son añadidas a algunos alimentos para fomentar el desarrollo selectivo de nuestra flora intestinal. En definitiva, un alimento prebiótico sirve para potenciar otro probiótico, es decir, son complementarios.

Complementos para tu regularidad

Los complementos dietéticos también pueden ser grandes aliados para tu regularidad intestinal.

Descubre los complementos que ayudan al bienestar de tu sistema digestivo:

  • Digester: con hinojo que ayuda a la flatulencia y al espasmo del vientre.
  • L-Glutamina: apoya la salud intestinal.
  • Enzima Complex: con papína y bromelaína que mejoran el sistema digestivo.
  • Megaflora: formulado con 9 cepas de probióticos y 800 millones de fermentos lácticos.

Deja un comentario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Publicaciones relacionadas con la que acabas de leer

Sácale partido a los alimentos fermentados

Sácale partido a los alimentos fermentados

Alimenta tu microbiota de una forma saludable y aumenta tus defensas con alimentos fermentados. Los alimentos fermentados surgen de un proceso que aporta probióticos, los cuales son microorganismos vivos que enriquecen y equilibran la flora intestinal. Los probióticos mejoran la

Leer Más >>
Mascarilla con aceite de germen de trigo

Eco-truco con aceite de germen de trigo

Con este eco-truco con aceite de germen de trigo para preparar una mascarillas despigmentante. ¿Alguna vez has utilizado una mascarilla de arcilla? Pues ahora es el momento de experimentar y darle a tu piel lo que necesita, después de los

Leer Más >>
Previous
Next

Suscríbete a nuestra newsletter

Últimas publicaciones