El agua es nuestro principal recurso natural y está cada vez más dañado

Soluciones para reducir el agua contaminada

¿Por qué el agua está contaminada y cómo podemos solucionarlo?

El agua de todo el planeta es nuestro principal recurso natural, imprescindible para nuestra vida y para el bienestar medioambiental. Pero desgraciadamente cada vez más el agua de ríos, océanos, canales, lagos y embalses está más contaminada y causa mayores problemas.

¿Qué problemas conlleva el agua contaminada?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el agua contaminada como aquella cuya «composición haya sido modificada de modo que no reúna las condiciones para el uso que se le hubiera destinado en su estado natural» e informa sobre los problemas que esta conlleva, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Carecimiento del servicio básico de suministro de agua potable. 844 millones de personas carecen de este servicio, cifra que incluye a 159 millones de personas que dependen de aguas superficiales.
  • Abastecimiento de agua contaminada por heces. En todo el mundo, al menos 2000 millones de personas se abastecen de una fuente de agua potable que está contaminada por heces.
  • Transmisión de enfermedades. El agua contaminada puede transmitir enfermedades como la diarrea, el cólera, la disentería, la fiebre tifoidea y la poliomielitis. Se calcula que la contaminación del agua potable provoca más de 502000 muertes por diarrea al año.
  • Aumento de zonas con escasez de agua. De aquí a 2025, la mitad de la población mundial vivirá en zonas con escasez de agua.
  • Centros sanitarios sin fuentes de agua. En los países menos adelantados, el 22% de los centros sanitarios carecen de fuentes de agua, el 21% de servicios de saneamiento, y el 22% de servicios de gestión de desechos

¿Cuáles son los motivos por los que el agua está contaminada?

Algunos de los principales motivos son los siguientes:

  • Las industrias originan desechos y muchas de ellas vierten al agua los productos derivados de sus procesos industriales, los cuales la contaminan.
  • El aumento de las temperaturas, el calentamiento global influye en la contaminación del agua, ya que las fuentes de agua disminuyen su cantidad de oxígeno y por tanto, alteran su composición cuando el ecosistema sufre temperaturas por encima de las habituales.
  • Los pesticidas que se usan en la agricultura convencional también dañan el agua, debido a que los fertilizantes y productos químicos para el cultivo se filtran por los canales subterráneos de agua.
  • La deforestación, ya que la excesiva tala de árboles contribuye a que se sequen los ríos, océanos, canales y lagos. Además, en las talas de bosques no siempre se eliminan las raíces de los árboles que están en las orillas y esto provoca sedimentos y bacterias bajo el suelo y una mayor contaminación del agua.
  • Los derrames de petróleo, ocasionados por el transporte deficiente del petróleo y la filtración de productos como la gasolina. Esta se almacena en tanques bajo tierra, los cuales muchas veces tienen fugas y por tanto, se filtra la gasolina.

¿Cómo solventar estos problemas?

La Organización Mundial de la Salud, como autoridad en materia de salud pública y calidad del agua, encabeza los esfuerzos mundiales por prevenir la transmisión de enfermedades por el agua y asesora a los gobiernos acerca del desarrollo de metas y normativas relacionadas con la salud. Además, elabora una serie de guías sobre la calidad del agua, en particular sobre el agua potable, el uso seguro de las aguas residuales y la salubridad de las áreas acuáticas recreativas. Por ejemplo, en las Guías para la calidad del agua potable se aborda la gestión de los riesgos, y desde 2004 se incluye la promoción de planes de salubridad del agua para identificar y prevenir riesgos antes de que el agua se contamine.

Pero las soluciones no solamente las pueden abordar los grandes grupos, nosotros individualmente también podemos disminuir los efectos del agua contaminada, ¿cómo?

  • Consumiendo de forma responsable con el Medio Ambiente: los alimentos ecológicos evitan grandes cifras de contaminación.
  • Usando energías renovables.
  • Empleando el agua de manera responsable.
  • Utilizando productos de limpieza y cosmética ecológicos, ya que estos se crean con ingredientes naturales, los cuales al llegar al medio ambiente no causan grandes daños en este al ser biodegradables.
  • Utilizando bolsas reutilizables.
  • No consumiendo productos con muchos embalaje de plástico, debido a que este es uno de los productos que más contamina el agua y tarda décadas en desaparecer.
  • Reciclando el aceite y las pilas, tirándolos en puntos limpios o en contenedores de reciclaje.
  • No aplicando pesticidas y usar fertilizantes naturales.
  • Consumiendo más vegetales que productos animales, ya que la industria ganadera es de las que más contamina.
  • Llevando a cabo limpiezas en playas, ríos, lagos, etc. para que los residuos cercanos al agua no acaben en ella.

Si quieres conocer otras maneras sostenibles para mantener el planeta, puedes visitar nuestra sección de Sostenibilidad.

Deja un comentario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Publicaciones relacionadas con la que acabas de leer

¿Aún no has probado el famosísimo Hummus?

¡Te contamos por qué nos gusta tanto! Desde Herbolario Navarro te presentamos nuestro Hummus o puré de garbanzos, es un alimento bajo en grasas, muy nutritivo, exento de colesterol y azúcares, que aporta gran cantidad de proteína, sodio, potasio, y

Leer Más >>
Previous
Next

Suscríbete a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Noticias

¡Feliz día del celíaco!

En Herbolario Navarro una de nuestras máximas prioridades es poder ofrecer productos para celíacos, siempre estamos atentos a los productos

Leer Más >>