¿Tú cómo te mueves por tu ciudad?

Si quieres vivir en una smart city apuesta por la movilidad sostenible

Si quieres vivir en una smart city apuesta por la movilidad sostenible

José Navarro, CEO de Herbolario Navarro

Por José Navarro, CEO de Herbolario Navarro

Si queremos vivir en ciudades más responsables con el Medio Ambiente, las conocidas como Smart cities, lo primero que debemos hacer es apostar por la movilidad sostenible.

¿Cuál es una de las claves para contribuir en ella?

Una de las claves de esta movilidad responsable es el uso de la bicicleta, el transporte más ecológico que existe.

Para fomentar el uso de la bicicleta entre los ciudadanos, muchas ciudades españolas se han puesto manos a la obra en la construcción de carriles bici. Las cuales conectan el centro de las urbes con los barrios colindantes, como habrás podido observar en tu propia ciudad. Esto, combinado con un transporte público con una red extensa y una buena frecuencia de horarios, nos permite a muchos ser más coherentes con nuestra filosofía de vida basada en el respeto por la naturaleza.

Las ciudades, aunque sólo ocupan el 2% de la superficie terrestre, producen el 60% del dióxido de carbono. Un gas de los conocidos como gases de efecto invernadero que están causados principalmente por el transporte, entre otros motivos. Por eso, la movilidad sostenible es una pieza clave y su fomento un deber de las ciudades. Incluso podríamos considerarlo una deuda pendiente de las ciudades y sus ciudadanos por la naturaleza.

Todavía queda mucho camino por recorrer, ya que hay grandes diferencias entre las ciudades españolas en cuanto a los kilómetros de carril bici que han construido. Mientras que algunas llegan a contar con 209km de carril bici, otras en cambio no pasan de 25km, incluso muchas pequeñas ciudades españolas no cuentan con este servicio.

Este es el momento ideal para ampliar estos kilómetros, así como ofrecer servicio de alquiler de bicicletas y patinetes. Debido a que la pandemia del coronavirus ha impulsado su uso entre los ciudadanos. Y es que muchas personas han dejado de utilizar el transporte público por considerarlo una fuente de contagio y han optado por la bicileta.

¿Y tú? ¿Cómo te mueves por tu ciudad? Ha llegado el momento de pasarte a la movilidad sostenible y de exigirle a tu ciudad unas buenas instalaciones. ¡Súbete a la bici!

Si quieres conocer otras maneras de cuidar la salud del Medio Ambiente, puedes visitar nuestra sección de Sostenibilidad.

El agua es nuestro principal recurso natural y está cada vez más dañado

Soluciones para reducir el agua contaminada

¿Por qué el agua está contaminada y cómo podemos solucionarlo?

El agua de todo el planeta es nuestro principal recurso natural, imprescindible para nuestra vida y para el bienestar medioambiental. Pero desgraciadamente cada vez más el agua de ríos, océanos, canales, lagos y embalses está más contaminada y causa mayores problemas.

¿Qué problemas conlleva el agua contaminada?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el agua contaminada como aquella cuya «composición haya sido modificada de modo que no reúna las condiciones para el uso que se le hubiera destinado en su estado natural» e informa sobre los problemas que esta conlleva, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Carecimiento del servicio básico de suministro de agua potable. 844 millones de personas carecen de este servicio, cifra que incluye a 159 millones de personas que dependen de aguas superficiales.
  • Abastecimiento de agua contaminada por heces. En todo el mundo, al menos 2000 millones de personas se abastecen de una fuente de agua potable que está contaminada por heces.
  • Transmisión de enfermedades. El agua contaminada puede transmitir enfermedades como la diarrea, el cólera, la disentería, la fiebre tifoidea y la poliomielitis. Se calcula que la contaminación del agua potable provoca más de 502000 muertes por diarrea al año.
  • Aumento de zonas con escasez de agua. De aquí a 2025, la mitad de la población mundial vivirá en zonas con escasez de agua.
  • Centros sanitarios sin fuentes de agua. En los países menos adelantados, el 22% de los centros sanitarios carecen de fuentes de agua, el 21% de servicios de saneamiento, y el 22% de servicios de gestión de desechos

¿Cuáles son los motivos por los que el agua está contaminada?

Algunos de los principales motivos son los siguientes:

  • Las industrias originan desechos y muchas de ellas vierten al agua los productos derivados de sus procesos industriales, los cuales la contaminan.
  • El aumento de las temperaturas, el calentamiento global influye en la contaminación del agua, ya que las fuentes de agua disminuyen su cantidad de oxígeno y por tanto, alteran su composición cuando el ecosistema sufre temperaturas por encima de las habituales.
  • Los pesticidas que se usan en la agricultura convencional también dañan el agua, debido a que los fertilizantes y productos químicos para el cultivo se filtran por los canales subterráneos de agua.
  • La deforestación, ya que la excesiva tala de árboles contribuye a que se sequen los ríos, océanos, canales y lagos. Además, en las talas de bosques no siempre se eliminan las raíces de los árboles que están en las orillas y esto provoca sedimentos y bacterias bajo el suelo y una mayor contaminación del agua.
  • Los derrames de petróleo, ocasionados por el transporte deficiente del petróleo y la filtración de productos como la gasolina. Esta se almacena en tanques bajo tierra, los cuales muchas veces tienen fugas y por tanto, se filtra la gasolina.

¿Cómo solventar estos problemas?

La Organización Mundial de la Salud, como autoridad en materia de salud pública y calidad del agua, encabeza los esfuerzos mundiales por prevenir la transmisión de enfermedades por el agua y asesora a los gobiernos acerca del desarrollo de metas y normativas relacionadas con la salud. Además, elabora una serie de guías sobre la calidad del agua, en particular sobre el agua potable, el uso seguro de las aguas residuales y la salubridad de las áreas acuáticas recreativas. Por ejemplo, en las Guías para la calidad del agua potable se aborda la gestión de los riesgos, y desde 2004 se incluye la promoción de planes de salubridad del agua para identificar y prevenir riesgos antes de que el agua se contamine.

Pero las soluciones no solamente las pueden abordar los grandes grupos, nosotros individualmente también podemos disminuir los efectos del agua contaminada, ¿cómo?

  • Consumiendo de forma responsable con el Medio Ambiente: los alimentos ecológicos evitan grandes cifras de contaminación.
  • Usando energías renovables.
  • Empleando el agua de manera responsable.
  • Utilizando productos de limpieza y cosmética ecológicos, ya que estos se crean con ingredientes naturales, los cuales al llegar al medio ambiente no causan grandes daños en este al ser biodegradables.
  • Utilizando bolsas reutilizables.
  • No consumiendo productos con muchos embalaje de plástico, debido a que este es uno de los productos que más contamina el agua y tarda décadas en desaparecer.
  • Reciclando el aceite y las pilas, tirándolos en puntos limpios o en contenedores de reciclaje.
  • No aplicando pesticidas y usar fertilizantes naturales.
  • Consumiendo más vegetales que productos animales, ya que la industria ganadera es de las que más contamina.
  • Llevando a cabo limpiezas en playas, ríos, lagos, etc. para que los residuos cercanos al agua no acaben en ella.

Si quieres conocer otras maneras sostenibles para mantener el planeta, puedes visitar nuestra sección de Sostenibilidad.

La situación actual de la lucha contra el cambio climático

La lucha contra el cambio climático

La lucha contra el cambio climático se ve afectada por la crisis de la Covid-19.

La crisis sanitaria que golpea al mundo en su totalidad ha conseguido que la lucha contra el cambio climático parezca haber pasado a un segundo plano, cuando en realidad la importancia sigue siendo la misma ya que el impacto en nuestro futuro sigue presente.

Es una lástima ya que justo antes de la aparición del virus, el mundo estaba más volcado que nunca con el avance hacia un futuro con el Planeta menos contaminado. Acciones de activistas como Greta Thunberg lograron sacar a millones de personas a las calles para posicionarse en este sentido y conseguir que este tema fuera crucial en los gobiernos de los distintos países.

En 1972 se celebró la primera Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente (Conferencia de Estocolmo). Desde entonces año tras año se reúnen distintos países para acordar medidas para la reducción de la contaminación y el aumento de las temperaturas en el Planeta.

En Madrid (2019) se realizó la última, la más larga debido a que había diferencias de opiniones por los puntos a votar y no se consiguió llegar a un acuerdo total. Los puntos clave fueron:

  • Presentar planes, por parte de de los países, en la próxima cumbre, la COP26, de reducción de emisiones de carbono «más ambiciosos»
  • El rol de la ciencia debe ser el prioritario. El conocimiento científico será el «eje principal» para focalizar las decisiones climáticas de los países (cualquier política climática debe ser actualizada en base a los avances de la ciencia)
  • El océano y el uso del suelo, la importancia de mantener su equilibrio.

China, EEUU y la India, que a pesar de ser los países que más índice de emisiones de gases invernadero producen, se opusieron a algunos de estos puntos. Sin ir más lejos, Donald Trump posteriormente, anunció sus intenciones de retirarse del Acuerdo de París (mayor pacto frente a la crisis del cambio climático).

Muchos de los Jefes de Estado catalogaron la mayoría de los acuerdos tomados como insuficientes y se reiteraron diciendo que el Planeta necesitaba proyectos más ambiciosos.

Volviendo al virus que golpea a todo el Planeta, la COP26 (Conferencia de las Partes que iba a tener lugar en Escocia) no se ha llegado a celebrar. Debían aportarse medidas más duras para frenar el calentamiento global y limitar el aumento de la temperatura.

No obstante, el confinamiento que tuvo lugar en la mayoría de los países, ayudó a reducir la emisiones de gases de efecto invernadero. Pero, como predijeron varios expertos, esto podía tener un efecto rebote. La vuelta a la normalidad podía aumentar todavía más las emisiones, debido a que las fábricas que querrían recuperar su producción.

Países como China, EEUU y otro países suavizaron sus controles medioambientales para superar la crisis del coronavirus. Y en efecto, China registró un nivel más alto de contaminación después del confinamiento que antes de la pandemia.

Se prevé que a principios de 2021, con la situación de la pandemia un poco mejorada, celebrar la COP26 y así sentar a los países todos juntos para abordar todos los problemas que se han podido agravar con la crisis sanitaria y retomar los anteriores.

Si quieres leer sobre distintos temas de sostenibilidad visítanos en nuestro blog aquí.

El papel de la mujer en la población rural y el cambio climático

Las mujeres en la lucha contra el cambio climático.

Las mujeres ocupan casi un 50% de la población rural y las que menos representación tienen en la lucha contra el cambio climático.

En nuestro país, casi el 50% de la población rural se compone de mujeres. A día de hoy, hay estudios que señalan que las mujeres son las más afectadas por el cambio climático y las que menos huella dejan en él. Por este motivo, el 15 de octubre se celebra el Día Internacional de la mujer rural. Día que se decidió conmemorar por su papel en la lucha del desarrollo y la seguridad alimentaria y la eliminación de la pobreza.

Lorea, coordinadora de movilización de Greenpeace en Euskadi y Navarra, afirma que las mujeres son pieza clave en esa sociedad rural, ayudando a la adaptación de esas zonas al cambio climático. Son las que mayormente se han vinculado con labores de cuidado, educación o tareas del hogar, trabajos cruciales, pero que han sido infravaloradas. A raíz de esto surge la «ola ecológica», que reclama un cambio del sistema para poder hacer frente a la crisis climática. Para cumplir uno de los principales objetivos, que es reducir el CO2, hay que:

  • Proteger la biodiversidad
  • Cambiar el modelo de cadena alimentario

Actualmente, en nuestra sociedad, se da más valor a las labores que desde hace siglos, las mujeres de nuestro país y todo el mundo han desempeñado en el entorno rural y por ese motivo es que cada vez aparecen más emprendedoras que, de generación en generación, han estado realizando estas labores.

Por ser conocedoras de los problemas de primera mano, ahora lanzan proyectos con los que:

  • Conservar el entorno y las tradiciones rurales
  • Hacer un uso más responsable de los recursos

Intentando hacerse hueco en un mundo en el que existen las explotaciones ganaderas y agrícolas, la mujer rural entra de lleno en lo que se ha convertido en una lucha a la que se le llama ecofeminista, fomentando iniciativas con la finalidad de:

  • Visibilizar a las mujeres rurales
  • Generar oportunidades, dándole protección a las personas que trabajan en este sector y a la naturaleza
  • Fomentando alternativas al sistema actual

Si te gusta leer más sobre el medio ambiente y la sostenibilidad, visita nuestro blog aquí.

Protégete con mascarillas pero no contribuyas a la contaminación del Planeta

Las mascarillas están aumentando los niveles de contaminación en el planeta

Las mascarillas son una de las principales armas en la lucha contra la COVID-19, pero también se han convertido en enemigas del Planeta.

La organización Greenpeace, apoyada por un estudio de Evironmental Science & Technology, calcula que al mes se utilizan 129.000 millones de mascarillas y alrededor de 65.000 millones de guantes descartables. Con estos datos hizo un llamamiento contra el mal uso de estos materiales de protección. Sin seguir el protocolo de seguridad, muchas de ellas se lanzan a la calle o a la basura, lo que conlleva un aumento de la contaminación y más posibles contagios.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda tirarlas en los contenedores adecuados, por ejemplo, tratarlas como deshechos médicos en los centros de salud. Pero en lugares comunitarios, debe ser en contenedores cerrados. Puede parecer obvio, pero hay una gran cantidad de mascarillas por el suelo que la gente lanza, las cuales, llevadas por el viento y la lluvia, terminaran en lugares como bosques o ríos y alcantarillados que las conducen al mar.

Un dato importante es que, con los materiales que componen las mascarillas pueden tardar alrededor de 450 años en descomponerse.

En resumen, como dice la OMS y comparte la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), deben arrojarse en el contenedor de restos, que no es el mismo que el de orgánico (suele ser naranja o gris).

Últimamente se están viendo y denunciando imágenes en las que aparecen aves o animales con las extremidades enredadas entre las gomas. La causa de infecciones o en casos extremos, la pérdida de esta. Por lo que, a parte de desechar las mascarillas en el contenedor adecuado, es recomendable hacer lo siguiente, dependiendo de la opción que escojas:

  • Cortar las gomas que se colocan tras las orejas y permiten la sujeción de la mascarilla, para evitar lo comentado anteriormente.
  • Depositar las mascarillas en una bolsa bien cerrada antes de desecharlas. Así también conseguiremos que el virus no se propague.

Hay otra opción, que sin lugar a duda es la correcta. Las mascarillas reutilizables son la solución para disminuir los residuos contaminantes de las mascarillas de usar y tirar como las quirúrgicas. El problema aparece cuando estas mascarillas no cumplen los requisitos de sanidad y cuando no se hace un buen uso y lavado de ellas.

En Herbolario Navarro puedes encontrar mascarillas homologadas. Podrás encontrar la explicación de estos dos dilemas en el envoltorio. La forma correcta de lavarlas, cada cuanto tiempo y su uso.

Si te ha gustado este post, puedes leer más sobre el medio ambiente y la sostenibilidad aquí.

Entornos naturales por España que quizás desconocías

Entornos naturales

Descubre diferentes entornos naturales en los que poder disfrutar de su fauna y flora en cualquier época del año.

Más allá de la playa, las piscina, las sierras y los montes de España nos reservan maravillosos entornos naturales en los que poder conectar con la madre tierra, disfrutar de impresionantes vistas y respirar aire puro.Si te apuntas a disfrutar de algunos entornos naturales este verano.

Los diferentes paisajes únicos que te recomendamos y no te puedes perder son:

  • Archipiélago de Cabrera, Palma de Mallorca (Islas Baleares): Situado a algo más de una hora de navegación desde el Sur de Mallorca, encontramos este archipiélago formado por la isla Cabrera Gran y hasta 18 pequeños islotes. Allí descubrimos importantes colonias de aves marinas, especies endémicas y uno de os mejores fondos marinos del litoral español. Encontramos sorprendentes acantilados, calas, cuevas y playas de arena blanca. Consulta toda la información sobre este paraje natural aquí.
  • Picos de Europa (Cantabria, Asturias y Castilla León): Una opción para poder observar de cerca los ecosistemas ligados al bosque atlántico.Encontramos lagos tan significativos como los de Covadonga, además de impresionantes picos como el Naranjo de Bulnes o desfiladeros como el del Cares. Respecto a la fauna, allí viven especies tan singulares comos los corzos, lobos y osos pardos. Consulta la web del Parque Natural de los Picos de Europa.
  • Tablas de Daimiel, Ciudad Real: (Castilla-La Mancha): El punto de confluencia de los desbordamientos de los ríos Guadiana y Cigüela formaron este ecosistema denominado tablas fluviales, gracias a la escasa pendiente del terreno. Un Parque Nacional muy especial donde avisar la fauna que vive en sus agua: garzas imperiales, cigueñas reales, nutrias o patos cuchara… ¡Todo un espectáculo para la vista! Más información aquí.
  • Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (Madrid y castilla y León): Es el cuarto Parque Nacional más grande de España, donde conviven once ecosistemas diferentes y crecen más de 1500 plantas autóctonas.Aquí habitan ciervos, jabalísgamos, tejones y grandes rapaces como el águila imperial. En este enclave español están representadas el 45% de las especies animales que existen en el país y el 18% de las europeas. Consulta su página web para más información.
  • Urdaibai, Reserva de la biosfera en Bizkaia (País Vasco): Es uno de los humedales mejor conservados del sur de Europa.La entrada del mar en la desembocadura del río Oca forma un gran marisma muy rica en vida y alimento para aves migratorias.El bosque de Oma y la cueva de Santimamiñe se encuentran en las inmediaciones del parque, lo que nos permite combinar algo de playa con una visita al bosque pintado de Ibarrola. Descubre más sobre esta reserva natural aquí.
  • Parque Natural de las Islas Columbretes en Castellón (Comunitat Valenciana): Este archipiélago constituye una de las reservas naturales más importantes de la Comunidad Valenciana, con una magnifica diversidad biológica y ecológica. Las islas Columbretes,situadas a 56 km al Este del Cabo de Oropesa, se componen de un conjunto de cuatro grupos de islas volcánicas: L’illa Grossa, que es la única habitada, la Ferrera, la Foradada y el Carallot. Conoce más sobre las Islas Columbretes aquí.

Nuestra recomendación cuando visitas los entornos naturales:

Recuerda respetar todas las indicaciones de los paneles informativos y dejar el entorno que visites, igual de limpio que lo encontraste.

Y si quieres leer más artículos sobre sostenibilidad, pulsa aquí

Calidad del aire, imprescindible para el medio ambiente y para ti

calidad del aire

Descubre la importancia y los efectos que tiene la calidad del aire en el medio ambiente.

La calidad del aire es un factor muy importante tanto para el Medio Ambiente como para la supervivencia humana. La acción de respirar nos obliga a tener una relación muy estrecha y directa con el medio ambiente, ya que nuestros pulmones aspiran el aire que nos rodea. Es una acción imprescindible e involuntaria de nuestro cuerpo, que debido a la contaminación atmosférica nos obliga a aspirar una gran cantidad de sustancias químicas perjudiciales.

En gran medida, las personas somos los responsables de que el aire tenga una cierta calidad en mayor o menor medida. Actividades como la quema de combustibles fósiles para el transporte o la generación de energía producen emisiones nocivas que impregnan el aire de sustancias contaminantes.

Para mejorar la calidad del aire, debemos tomar medidas urgentes, tal y como reclaman las organizaciones ecologistas. Como por ejemplo, disminuir la velocidad del tráfico o incluso disminuir el propio tráfico evitando el uso del vehículo privado y priorizando el uso de transportes ecológicos como puede ser la bicicleta o los vehículos eléctricos.

Pero no sólo el transporte perjudica la calidad del aire. También la industria, que debe buscar alternativas a los combustibles contaminantes para mantener su actividad de una forma sostenible.

Incluso la ganadería, que produce grandes emisiones de metano, como consecuencia de las flatulencias de las vacas. Además del agua que se necesita para mantener a estos animales, la contaminación que se produce en su transporte,…etc.

Prueba de todo ello son los efectos positivos sobre el medio ambiente que ha tenido el confinamiento por la crisis del coronavirus.

En concreto los efectos positivos sobre la calidad del aire que han observado los expertos son:

  • Descenso de la contaminación atmósferica: Este suceso, ha conllevado a que el aire esté cada vez más limpio en grandes ciudades de España (Madrid,Barcelona…), en las que la contaminación era extrema.
  • Los niveles de dióxido de carbono han disminuido: Debido a este descenso, se ha dado con una consecuencia positiva para el medio; la reducción de los gases de efecto invernadero.
  • Acortamiento en el consumo de carbón: Tras la paralización de fábricas, centrales…La cantidad de compra y consumo de este mineral ha descendido en un gran número.

Sí quieres conocer todos los beneficios que tuvo el confinamiento para el medio ambiente pulsa aquí.

El mundo Post Covid19

El Mundo Post Covid
José Navarro
José Navarro, CEO de Herbolario Navarro

El Coronavirus ha cambiado el mundo en la forma y en el fondo. Por José Navarro Catalá, CEO de Herbolario Navarro.

El 14 de marzo de 2020 va a ser una fecha difícil de olvidar para los españoles, como también lo fueron otros momentos cruciales de nuestra historia. La declaración del Estado de Alarma ha supuesto un antes y un después, y nos ha obligado a adaptarnos a circunstancias que nos parecían más propias de una película de ciencia ficción.

Y no sólo ha ocurrido n nuestro país, como sabemos se ha tratado de una pandemia, por lo que gran parte de la humanidad está sufriendo un cambio profundo de hábitos, de costumbres, y lo más importante: estamos cambiando nuestra relación con el Planeta, nuestro mundo está cambiando y nos estamos adaptando de la misma forma que los animales se adaptaron a la gran glaciación.

El Covid19 ha cambiado el mundo en la forma y en el fondo.

En un mundo acelerado en el que vivíamos, los tiempos se han acortado todavía más, y lo que parecía imposible: se ha aumentado la inmediatez. Consumimos más Internet, por lo que la información nos llega en tiempo real; teletrabajamos desde casa para poder estar con nuestra familia, manteniendo incluso reuniones a través de plataformas digitales, con lo que ahorramos tiempo, dinero y emisiones contaminantes al evitar desplazamientos; utilizamos la tecnología para mantener nuestras relaciones familiares y sociales, lo que nos ayuda a cuidar estas relaciones a veces aparcadas por la rutina pasada.

Pero sobre todo hemos cambiado en el fondo, o al menos esta crisis nos ha mostrado el camino del cambio, ahora es el momento de liderarlo cada uno de nosotros en la intimidad de nuestro hogar, con nuestros amigos y familiares. Debemos vivir siempre con la perspectiva de respeto absoluto por el Medio Ambiente.

El confinamiento, la imposibilidad de desplazarnos, el parón de algunas industrias, ha dado un respiro al Planeta. Y es que se han reducido los gases de efecto invernadero en las grandes ciudades, así como los niveles de contaminación atmosférica, y está mejorando la calidad de las aguas y de los hábitats lo que permite a muchos animales volver a los lugares que hace mucho que no podían ocupar por la acción del hombre. Esta es la enseñanza más importante que nos plantea la crisis del Covid19 y que debemos trasladar a nuestra forma de vivir.

Es nuestra oportunidad para cambiar.

Para ello podemos empezar por lo básico, la compra. Debe ser ecológica en todos los sentidos. Debemos consumir productos ecológicos que no  han utilizado pesticidas en ninguno de sus procesos, ni cualquier otra sustancia química que pueda afectar al bienestar de la Naturaleza de la tierra y de nuestra propia naturaleza. Pero también debe ser ecológica en los desplazamientos, demos prioridad absoluta al producto local, ya que ahorra y acorta tanto el trasporte como los intermediarios, además de favorecer el desarrollo de las zonas rurales tan imprescindibles para el mantenimiento de los ecosistemas.

La compra y el consumo también deben ser responsables con los que nos permiten adquirir esos productos: los ganaderos y los agricultores. Sin ellos y sin su trabajo incondicional, sin su amor y respeto por los animales y las plantas, los supermercados no se hubieran podido abastecer para alimentarnos a todos. Por lo tanto, tratémosle como se merecen, con la dignidad que ellos han demostrado en todo momento, y por supuesto paguemos el precio que merece su trabajo y no les infravaloremos.

El Covid19 nos ha obligado a cambiar, pero no lo veas como algo negativo. Yo lo estoy viendo como la oportunidad que tenemos la humanidad para reconciliarnos con el Planeta y salvar nuestro futuro.

¿En que mundo quieres vivir tras el Covid19?

Compra local, el motor que impulsa la felicidad de tu barrio

Interior de un comercio local

¿Quieres experimentar la felicidad de comprar acertando y ayudando a los que te rodean? Compra en los comercios que tengas más cercanos.

Bajas a la calle, cruzas la calle y entras en la pescadería de Pedro. Te saluda, te pregunta qué tal tus hijos, cómo le fue al mayor el examen, si te han dado los resultados de esa prueba por la que estabas preocupada…

Compras el pescado que necesitabas para la cena de hoy y recuerdas que esta tarde tu pequeña tiene entrenamiento y las zapatillas ya no le aguantan más. Vas a la zapatería de Rosa, la típica que tiene un poco de todo y te saca de todos los apuros. Rosa te recibe con una sonrisa y te saca todos lo modelos de la talla de tu hija, cómo no, se acuerda perfectamente que le gustan las deportivas con purpurina y unicornios, y acabas escogiendo las que te recomienda porque son las que más aguantan su intensa actividad física.

Continúas tu camino hasta tu herbolario preferido, ese que queda a sólo 4 manzanas de tu casa y en el que siempre encuentras lo que necesitas. Se te está terminando tu crema preferida, esa que no produce reacción ninguna en tu piel, cotejándola perfecta. Te recibe Leticia, quien intuye que lo que necesitas pero quiere que pruebes la última novedad que ha recibido y que sabe que te va a encantar. Aprovechas para saludar a Lucía, y preguntarle qué te recomienda para tus problemas para dormir que tienes últimamente, siempre recurres a ella porque sabes que sólo te va a recomendar lo que te va a funcionar bien. También de paso, compras la fruta y verdura que te falta y el pan, te encanta el ecológico de harina de espelta.

Y vuelves a tu casa sonriendo, sabiendo que las compras que acabas de hacer, sin necesidad de salir de tu barrio, son justo las que necesitabas. Has vuelto a tu casa pensando en lo afaenado que estaba hoy Pedro (va a tener que contratar a alguien que le ayude), en lo guapa que has encontrado a Leticia (¿usará la misma crema que tú?, el próximo día le vas a preguntar cuál usa), en lo mucho que sabe Lucía (¿Será solo su formación como farmacéutica o sus muchos años de experiencia?), y en que ahora cuando vuelvas a salir para ir a trabajar pasarás de nuevo por la zapatería para recordarle a Rosa que hoy recogerás tú a su hija del colegio, que esté tranquila, que ya se la acercas a la tienda después de estar un ratito en el parque.

Esto sólo es ficción, quizás no sean tus costumbres, pero muchos de nosotros hemos experimentado situaciones parecidas o las vivimos cada día. Esa confianza y solidaridad entre las personas que compartimos barrio, o pueblo, o ciudad, nos facilita la vida, nos permite ahorrar en tiempo y desplazamientos, nos proporciona sentimiento de pertenencia a nuestra comunidad, … nos hace un poco más felices.

Por si esta pequeña simulación de la realidad no te ha convencido, aquí tienes algunas ventajas de la compra local:

  • Más ecológica: no necesitas largos desplazamientos que contaminan más
  • Más exclusiva: el asesoramiento personalizado te permite comprar lo que tú necesitas en cada caso, y no lo que necesita la gran mayoría de personas, que puede coincidir contigo o no.
  • Más acertada: has escogido los productos que se adecuan a tí y a tu familia, lo has meditado y valorado con tiempo y con la información necesaria para tomar la decisión.
  • Más sostenible: comprando local favoreces la economía de tu barrio, pueblo o ciudad, lo que permite su desarrollo económico y su prosperidad, generando empleo apersonas de tu entorno.
  • Más justa: el precio que pagas por estos productos es el que se merece el trabajo de las personas que se ocupan de estos comercios, quienes dedican su vida a estos negocios, y quienes fabrican sus productos, en muchas ocasiones de forma artesanal.

Pasea por tu barrio y conoce sus comercios y a sus comerciantes. Experimenta la compra local y contribuye a la felicidad de tu zona. Descubrirás una nueva forma de vida más justa y satisfactoria. ¿A qué esperas?

Futuro sostenible o nada

Árbol futuro sostenible

Un planeta, dos caminos: verde o gris. Tú eliges.

No hay marcha atrás, la sostenibilidad es una realidad. Se ha impuesto como el único método para contrarrestar la emergencia climática. La transición a un modelo más sostenible y circular es un desafío inminente al que todos tenemos que hacer frente.

Desde la alimentación hasta la ropa, la cosmética, el transporte y la energía. La transformación del consumo determinará nuestro futuro sin duda. Afortunadamente, tiene solución y todavía estamos a tiempo. Europa ya lo está haciendo, apostando por la mínima extracción de materias primas y el máximo aprovechamiento de los residuos. Abandonar la economía lineal es el primer pero arduo paso para comenzar con el cambio. Se produce, se consume y se tira, no podemos seguir así.

Algo está claro: tenemos que consumir de otra manera. Hay sectores a los que afecta primero y más directamente, como la alimentación. Esto se debe a que afectan directamente a nuestra salud, somos lo que comemos. Otro puede ser la movilidad y los transportes, por su historial de contaminación.

El consumo responsable crece en España, aunque no al mismo ritmo que en otros países. Europa nos lleva la delantera: Noruega, Francia, Suiza o Luxemburgo. Al igual que sucede con los productos ecológicos, crecen las ventas, pero solo un 45% de los hogares españoles los compran frente al 80% europeo.

No se cambia de la noche a la mañana un modelo tan ineficiente, pero las evidencias no engañan: se está produciendo un cambio del que ya observamos los primeros síntomas. La demanda actual y primordial es que se desvincule el crecimiento económico del uso de los recursos naturales y la contaminación. Mostrar otros caminos a empresas y consumidores es la tarea que se han propuesto asociaciones y colectivos a corto plazo.

Sólo en España, se desperdician 7,7 millones de toneladas de alimentos al año, según la Comisión Europea. La aspiración es reducir esta cifra a la mitad para 2030. Además, el autoconsumo representa tan solo un 0’01% del total. Realmente, es legal y rentable, pero existe mucha desinformación. Aún así, la energía renovable no es una opción, sino que es la solución.

Por otro lado, cada vez más empresas toman conciencia de la transcendencia de sus actuaciones sobre el entorno. Desde el fomento del reciclaje, la alimentación saludable de sus empleados o el uso de medios de transporte sostenibles para acudir a trabajar

Sin duda, hay que ponerse a trabajar. Cada uno en su papel, pero todos a sumar. Ciudadanos, empresas y Gobiernos. El planeta no nos puede esperar más.